Efemérides

Nace "Let it be"

Un día como hoy de 1969, la banda británica de pop rock The Beatles comienza en Londres la grabación del álbum Let it be, último disco de estudio del grupo y uno de los mejores de toda su discografía. Fue lanzado en mayo de 1970, días después de que se anunciara la salida de Paul McCartney, lo que desembocó en la disolución de la legendaria banda.

Un día como hoy de 1969
Un día como hoy de 1969
COMPARTÍ ESTA NOTA

Let It Be es el duodécimo y último álbum de estudio de la banda de rock inglesa The Beatles. Fue lanzado el 8 de mayo de 1970, días después de que se hiciera oficial la salida de Paul McCartney de la banda, y con ella la disolución pública del grupo.

A pesar de haberse grabado en su mayoría durante enero de 1969, el álbum se considera como el último disco de la banda, puesto que se lanzó después de Abbey Road, que fue publicado en septiembre de 1969.

Se trata de un álbum controvertido desde su concepción: Una vez que dejaron de tocar en vivo en 1966 por la imposibilidad de plasmar su música en el escenario, The Beatles se propusieron grabar un álbum para tocar un último concierto en vivo, barajando distintas posibilidades como realizar el evento en un barco en plena navegación. La propuesta fue llamada Get Back.

Por tanto las sesiones de grabación del disco comenzaron a ser filmadas en 1969, por el cineasta Michael Lindsay-Hogg. El material se publicó como película y ganó un Oscar a mejor banda sonora en 1970.

Los ensayos fueron tensos, con constantes discusiones entre los miembros del grupo, que desde sus anteriores discos denotaban una convivencia cada vez peor y más hostil entre ellos. La presencia cada vez más frecuente de Yoko Ono en las sesiones y el agotamiento y desinterés de Lennon, Harrison y Starr fueron factores importantes. El colapso del grupo llevó al abandono de las sesiones de grabación en Twickenham Studios en favor de Abbey Road, y solo en abril de 1970 se pudo terminar con la producción de Phil Spector.

El álbum es considerado uno de los mejores álbumes de la historia de la música, pese a que no gozó de la aceptación de la crítica con respecto a otros trabajos del grupo.? Pese a ello fue un éxito comercial, siendo número 1 en los Estados Unidos y el Reino Unido. Se extrajeron los sencillos Get Back, Let It Be y The Long and Widding Road/For You Blue. Su portada también ha llegado a ser icónica, siendo recreada varias veces por otros artistas, series de televisión y películas.

En el año 2020 el álbum fue ubicado en el puesto 342 de la lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos, de la revista estadounidense Rolling Stone.

 

Durante la grabación del disco The Beatles en 1968, las tensiones dentro del grupo habían aflorado como nunca antes. Por primera vez el trabajo en el estudio fue más una labor individual que colectiva, por cuanto la mayoría de las canciones no requerían que toda la banda grabara al mismo tiempo o estuviera incluso a la vez en el mismo estudio, sino que cada compositor fuera completándolas individualmente con múltiples sesiones de grabación, y utilizando a los otros miembros como músicos de estudio.

 

A la vista de la situación Paul McCartney pensó que lo mejor para el grupo era volver ("get back") a sus raíces musicales y a tocar en directo. Para ello propuso a sus compañeros que dejaran de lado la producción virtuosista que tanto habían desarrollado en el estudio durante los últimos años, para centrarse en aprender simples canciones roqueras que pudieran interpretar como grupo delante de un público y grabar en directo. Además, su idea era que se grabasen las sesiones de ensayo para elaborar un documental que mostrara al mundo entero el proceso de composición y cómo The Beatles se preparaban para un concierto. Así nació la idea de Get Back.

 

Sesiones de Get Back

Las sesiones de lo que iba a ser el nuevo disco de The Beatles, titulado provisionalmente Get Back, empezaron el 2 de enero de 1969 en los estudios cinematográficos de Twickenham de Londres, siendo el director Michael Lindsay-Hogg el encargado del rodaje del documental. Sin embargo, pronto se vio que la dinámica no ayudaba a la estabilidad del grupo. Por un lado, las condiciones no eran las más adecuadas para The Beatles, acostumbrados como estaban a trabajar en los estudios EMI a sus anchas y durante largas sesiones nocturnas que se extendían a menudo hasta la madrugada: los estudios de Twickenham eran muy fríos y tenían mala acústica, y al tener que contar con el equipo de grabación del documental, tenían que ensayar durante la mañana y por la tarde. Además, los ánimos del grupo estaban cada vez más tensos: de los cuatro, solo Paul McCartney mostraba interés por sacar el grupo hacia delante y ofrecer un producto de calidad; John Lennon (acompañado por la inseparable Yoko Ono) pasaba por una etapa de adicción a las drogas que redujeron al mínimo su interés por la música de la banda, mientras que George Harrison, consciente de su valía como músico y compositor, se consideraba menospreciado por sus compañeros.

El resultado fue que para el 10 de enero, y tras una agria discusión con McCartney, George Harrison anunciara su decisión de dejar el grupo. Aunque un sarcástico Lennon propuso sustituirlo por Jimi Hendrix o Eric Clapton y seguir como si nada importara, finalmente la situación se recompuso pero con un cambio importante, el cual fue el traslado de las sesiones de Twickenham a los estudios de grabación que The Beatles tenían en su empresa, Apple, en la calle de Savile Row de la ciudad de Londres.

El 22 de Enero llegaría a los estudios Billy Preston del que George Harrison había hablado anteriormente a los demás miembros del grupo. En el ensayo este hace una audición y deja asombrados a los Beatles y estos lo invitan a participar en las grabaciones del grupo y para el concierto que ellos estaban planeando. Durante las sesiones tocaría su piano eléctrico Fender Rhodes y un órgano Lowrey. Su llegada a las sesiones mejoró notablemente el ambiente en las sesiones del grupo.

La cuestión acerca de dónde, cuándo y cómo se iba a hacer el concierto se debatió desde los primeros días de las sesiones. Después de barajar diferentes ideas (tocar en un hospital rodeados de niños enfermos, a bordo de un barco con multitud de admiradores, o frente a las pirámides de Egipto con un público formado por beduinos del desierto), se optó finalmente por una ingeniosa que a todos satisfizo: ¿por qué tener que molestarse con los preparativos y desplazamientos propios de todo concierto cuando el grupo puede subirse al tejado del edificio donde trabajaban, enchufar los instrumentos y ponerse a tocar allí mismo? Dicho y hecho. A la hora de la comida del 30 de enero, The Beatles junto a Billy Preston tocaron el que sería el primer "concierto" desde la gira estadounidense de 1966 y el último de su carrera.? The Beatles tocaron varias de las canciones que habían ensayado durante las semanas precedentes hasta que las quejas de los vecinos de la zona llevó a la policía a poner fin al concierto. Varias de las canciones terminaron por incluirse en el disco Let It Be. Al día siguiente, 31 de enero, The Beatles grabaron algunas otras canciones que podían interpretarse en directo (como los temas «Let It Be» o «For You Blue»), con lo que se puso fin a las sesiones para aquel disco.

COMENTÁ