Presencial

La danza es salud

Una frase de la profesora de la Escuela de Danza Amakaik que retrata la necesidad de dar continuidad al baile presencial y trabajar al compás del folklore.

La agrupación Amakaik en acción (Foto C. Robledo)
La agrupación Amakaik en acción (Foto C. Robledo)
COMPARTÍ ESTA NOTA

La pandemia y la situación epidemiológica condicionó la actividad habitual, no solo en la cotidianeidad de cada persona sino también en el desarrollo de diferentes actividades recreativas, deportivas y culturales que se llevaban delante de manera colectiva.

La danza fue una de ellas, siendo que las agrupaciones han visto limitadas sus prácticas semanales y su participación en eventos locales, provinciales y nacionales. Lo virtual ganó terreno y reformuló los encuentros folklóricos, lugar de música, baile y sitio primordial para que una comunidad que comparta algo de su cultura popular.

Ayer, la danza volvió a la presencialidad, con cuidados y protocolos, para rendir tributo al baile nacional, en parejas que volvieron a compartir miradas y se preparan para mostrar todo su repertorio en fechas festivas.    

AMAKAIK

Ayelén Álvarez, profesora de la Escuela de Danza, Amakaik, dialogó con el móvil del Multimedio Tiempo durante una práctica en el club Independiente, sitio que alquilan como lugar de encuentro.

Allí, durante la semana trabajan con adultos y ballet clásico, ballet mayor y juvenil los fines de semana y un profesorado de tango y folklore en el salón de UPCN.

“Sostengo que lo que hacemos no es un hobby, si bien nos ayuda en la salud física, en lo emocional y habitar día a día, es otra cosa”, explicó Ayelén, quien sostiene que “la danza es salud”.  

La Profesora de Danzas coincide con varios profesores que “la danza ayuda a la salud” y por eso espera “que no se corte” con nuevas medidas que impidan reunirse a practicar la coreografía que hace un tiempo vienen desarrollando.  

“Tuvimos que suspender y trabajar por ZOOM –señaló Ayelén- pero no hay mucha concurrencia y cuesta que adolescentes y mayores puedan hacerlo solos en sus casas”. Y, en este punto, agregó que “lo lindo de la actividad es hacerlo con algún otro”.

Para la joven profesional de la danza “es más difícil virtual que presencial”.  

 

Mientras tanto, aprovechan hoy la presencia física de los integrantes del ballet que, muy pronto, desplegarán juntos su danza en dos escenarios virtuales. El primero, será el jueves 17 de junio en el Día Nacional de la Libertad Latinoamericana en conmemoración del fallecimiento del Gral. Martín de Güemes.     

El segundo, una gran apuesta para el grupo. Se trata de un evento organizado por ellos, un certamen virtual a nivel internacional para el 19 y 20 de junio.

Por último, piensan en julio, cuando otro escenario virtual los encontrará presentando el trabajo de los más chicos; esa presentación que muestre el esfuerzo colectivo de la labor en un semestre y nada menos que en pandemia.   

COMENTÁ