Literatura

Fracasos del Ego que triunfan en la poesía no binaria

Después de la interrumpida gira de presentación de “Algo no funciona: cicatrices del silencio”, Clau dialogó con TiempoSur sobre el lanzamiento de Fracasos del Ego. Su nuevo libro construye una nueva identidad desde la patagonia. 20 poemas narrados desde de latitudes frías con vientos arrasadores construyen su nombramiento no binarie. 

El libro de poesías.
El libro de poesías.
COMPARTÍ ESTA NOTA

*Contiene lenguaje inclusivo

Palabra, experiencia y territorio son las herramientas del último trabajo con el que quien escribe decide ejercitar su activismo en Fracasos del Ego. Con un mensaje que descubre y abraza una nueva identidad, lx militante de la palabra escribió un poemario con marca registrada patagónica. El mismo surgió como una necesidad de visibilizar y existir desde la disidencia en Río Gallegos, volcando su migración desde Buenos Aires hasta Santa Cruz y de Claudio a Clau, no binarie.

 “Intenté poetizar la migración génerica hacia mi autopercepción no binaria, se me armó algo bastante intenso y sensorial. La poesía me ayudó a registrarlo” explicó, desnudando la necesidad de crear desde un lugar nuevo en comparación a su libro anterior “Algo no funciona: cicatrices del silencio” lanzado en diciembre del año pasado que reúne escritos entre 2010 y 2018 y es una invitación a sanar el abuso sexual infantil.

Impulsado por la editorial independiente “La Mariposa y la Iguana” a cargo de las editoras y poetas Dafne Pidemunt y Leticia Hernando. continúa con su idea de construir lecturas por fuera del mainstream y el best seller, desde los márgenes independientes y autogestivos. El ejercicio político lo completó con los prólogos de María Ibarra, que firma desde Fisión Ciruja, y Val Flores y el posfacio de Aldana Gaggero y Silvia Seoane, amigas docentes. El poemario acaba de entrar a imprenta con el arte de tapa del artista visual Nahuel Gomez, espera nuevas fechas de reactivación de este sector de la industria creativa.

La creación
La voz, el lugar desde el que se escribe, el espacio que se habita y la autopercepción son dinamismos que abren la puerta a nuevas creaciones. Habiendo terminado un libro que abrazaba su pasado, Clau decidió emprender uno que retratara su presente. “Siento que este libro me nombra un poco más, enunciar desde la patagonia para mi es muy diferente en cuanto a las emociones y problemáticas” expresó.

La pieza literaria está escrita en primera persona pero lx autorx no lo define como auto biográfica. “Reflexiona desde esta subjetividad no binaria como disidencia sexogenérica que habita Río Gallegos” explicó, desde una Santa Cruz emocionada, desarraigada y conmovida pero lista para nuevas experiencias. Adelantó que se nutre desde las escrituras sensoriales para describir su migración.

Sur o no sur 

Desde estas latitudes las limitaciones heteronormativas Clau las evidenció desde su rol docente, donde también milita la palabra como profe de literatura en IPSA. “Cuando me encuentro con un grupo de estudiantes me topo con que hay otra presunción de lo que es alguien que ejerce esta profesión” lamentó, explicando las limitaciones de una imagen de profesor heterosexual, casado, con hijos.
No obstante, su presencia disruptiva supo llenar las aulas, ahora virtuales, con pelos de colores, discursos contrahegemónicos y una familia construida por su compañero Sebastián y 8 canes. Lx docente considera que hay una cuestión generacional que permite a las juventudes tener “otra capacidad de amor y apertura para amar y abrazar esa otredad” pero que tampoco hay que romantizar a lxs adolescentes, aunque lxs identifique como el grupo etáreo más flexible.

El arte del deseo

“No cualquier persona tiene el privilegio de ser artesane de su su vida y su deseo, mucha gente me ve a mí y ve libertad y eso puede generar sensaciones encontradas” lamentó, deseando un mundo menos prejuicioso y discriminador. Reconoce que nombrarse persona no binaria fue un proceso de introspección que llevó varios años porque cuesta enfrentarse al binarismo establecido

Parafraseando a Marlene Wayar y a Susy Shock, con una trayectoria que siempre profesó al artivismo travesti trans, explicó que se encontró con el fracaso de la humanidad hetero-cis-normativa. Las autoras se refieren a la ruptura de los grandes discursos, que invisibilizan, excluyen y violentan. A partir de la caducidad de estos es que pueden gestarse nuevas historias.

Eso fue lo que sucedió con Claudio, el varón homosexual. “Le tenemos mucho respeto a la autopercepción que habitamos durante tanto tiempo desde la ficción identitaria, pero el activismo desde las disidencias ayuda a comprender que la norma binaria fracasa sola” celebró Clau.

Fracasos del ego, delego fracasos

El arte de tapa tacha el fracaso y enaltece el EGO, en mayúscula haciendo referencia a estos grandes discursos. La nueva obra de Clau demuestra otra vez que sus cimientos son desde la literatura y el lenguaje metafórico. Esta expresión artística le permite deconstruir, estetizar las palabras, sentirse nombradx.

“Las palabras son intervenciones sociales, políticas y surgen por la necesidad de visibilizarnos. “El activismo nos sirve, para visibilizar y ampliar, por lo menos en mi contexto, que hay muchas más subjetividades que las que nos contaron: no existen solamente hombres y mujeres y el lenguaje no binario, tanto en la literatura como en el uso diario, viene a dar cuenta de eso” concluyó. 

Mientras tanto

En tiempos de COVID19 y la incertidumbre de los avances de su trabajo, Clau  se identifica como un ser demasiado sensible para estar al tanto de la cambiante y desesperante información de la pandemia mundial. Por ello desde sus redes sociales todos los días publica un video leyendo piezas que lx inspiran. “Me pareció que podía aportar algo de ficción, poesía, desde la presencia queer”. Su presencia virtual se tradujo en charlas en vivo con activistas porteñxs no binarixs, con participación en el libro digital liberado QUEER-ENTENA de Puntos Suspensivos ediciones organizado con poetas y artistas que crean por fuera de la heteronorma mientras espera que ya en Junio llegue Fracasos del Ego a Río Gallegos

COMENTÁ