Las Huelgas en la escuela

El interés y la estrategia apropiada para relatar la historia a los jóvenes

El profesor del secundario N°7, Hugo Huenul, dialogó con TiempoSur donde explicó el recorrido curricular que desarrollan en los distintos niveles de la educación secundaria para abordar este hecho tan significativo para la historia de la provincia. 

Hugo Huenul, profesor de Historia y FEC en el Secundario N°7 (foto C. Robledo)
Hugo Huenul, profesor de Historia y FEC en el Secundario N°7 (foto C. Robledo)
COMPARTÍ ESTA NOTA

En el trascender del centenario de las Huelgas Obreras en la Patagonia Sur, desde diferentes dimensiones se generan relatos relacionados a los hechos ocurridos en la provincia ante el levantamiento de peones rurales y el trágico desenlace.

Uno de los lugares más habituales de abordaje de estos hechos sociales que atravesaron nuestra historia reciente es la escuela, como lugar de enseñanza que permite relacionar a la juventud con aquello que lo vincula con su territorio.   

Por este motivo, TiempoSur dialogó con el profesor Hugo Huenul, quien dicta clases en el ciclo orientado de tercer, cuarto y quinto año del Secundario N°7, Dr. Julio Ladvocat, en las materias de Formación Ética y Ciudadana (FEC) e Historia.  

CONTENIDOS

Según lo explicó, la historia sobre las huelgas se aborda y forma parte del diseño curricular aprobado por entre los años 2012-2013.  

“Ya forma parte del diseño y no es una forma optativa trabajarlo”, indicó Huenul, al dar cuenta que “se puede trabajar de manera transversal de primero a quinto año en cualquier momento”. “Nosotros tenemos los contenidos específicos y los contenidos transversales que pueden ser abordados en algún momento del periodo de cinco años”, precisó, al dar cuenta que “forma parte del eje transversal memoria, puede ser trabajado como patrimonio cultural o puede ser trabajado desde la perspectiva de los DDHH en FEC en cualquier año, siendo que uno de los ejes que se trabaja son los derechos humanos”.  

Aunque también tienen fechas y momentos específicos donde se los trabaja de forma especial, como en Historia de quinto año, porque está dentro de los contenidos propios de Historia Argentina.   

EL TRAYECTO CURRICULAR

“No podés abordar el hecho en sí, si nos abordas todo el proceso”, sostiene el profesor, quien incluso aclara que “trasciende de lo nacional, porque en ese momento en otros países latinoamericanos se están produciendo hechos semejantes, incluso décadas anteriores”, como la revolución mexicana y la revolución rusa que “ejercen un impacto e influencia en los movimientos populares a nivel mundial y continental”.  

“Ese hecho (por las huelgas) lo tenés que inscribir en un proceso de alcance regional, nacional e internacional, porque de no ser así, no se puede comprender en su totalidad”, resaltó el profesor.  

En tal sentido, expuso que “después en la organización curricular del ciclo orientado podés abordar diferentes aspectos como en tercer año los fenómenos de alcance internacional, en cuarto año los fenómenos de alcance regional continental y los procesos de alcance nacional en quinto año”.  

Por esto, puso en relieve que “es todo un camino que vas transitando para que llegue a quinto año con un trabajo concreto del hecho con un bagaje de conocimiento que a los alumnos les permiten inscribir ese proceso que se da en la Patagonia Austral, en un marco más amplio porque resulta incomprensible”.

RECURSOS MÁS ALLÁ DE LOS LIBROS  

El grupo Contreviento se conformó a mediados de los noventa en la UNPA y él lo integra desde principios de los años 2000.

“El grupo se dedica a las investigaciones sobre los movimientos sociales en Santa Cruz y, entre ellos, a los conflictos protagonizados por la clase obrera”, explicó Huenul.

Al ser consultado sobre la posibilidad de utilizar material de investigación en el nivel secundario, el profesor señaló que “debe haber una trasposición didáctica, preparar ese material que no fue pensado ni preparado para estudiantes de nivel secundario o primario, se lo tiene que adaptar y esa parte falta en nuestro grupo”.  

“Han surgido otro tipo de materiales como comics, audiovisuales, entrevistas, película, fotografía que no reemplazan al texto, pero tampoco son menos que un texto”, indicó más tarde, respecto a los recursos didácticos que se pueden utilizar en el proceso de enseñanza.  

“Hoy hay mucho mas material sobre las huelgas que hace quince o veinte años atrás que nos permite trabajar desde diferentes maneras o pensar diferentes secuencias didácticas”, advirtió Huenul, quien dejó en claro que “aun así la lectura de la obra de Osvaldo Bayer es ineludible”.    

INTERÉS

“El interés del estudiante está presente siempre”, sostuvo el profesor de secundaria, quien expresó que “el tema es como identificas el interés, el momento y la estrategia apropiada para encararlo”.  

En este punto, expuso que “como estamos sujetos a diseños y normativas puede ser que limita, o a veces el mismo momento del estudiante te pone un límite, ya que no es lo mismo trabajar el debate en el primer año que en un quinto año”.  

Aunque “lo que no podés abordar hoy lo podés abordar el próximo año y no es un obstáculo insalvable”, agregó.  

“Siempre hay un disparador social de la actualidad que nos permite retomar ese hecho sucedido en 1920-1921, estudiarlo y reconocerlo”, concluyó el profesor.

 

AQUEL ENCUENTRO CON BAYER

En una de las visitas a Osvaldo Bayer en una proyección de la película La Patagonia Rebelde en el Complejo Cultural.

“Fue un momento colmado de profesores y estudiantes”, recordó Huenul, quien dijo que “se observó la película y las preguntas que hacían los estudiantes mostraban un interés que excedía al simple momento de la película”.

Para el profesor “Bayer tenia es capacidad de generar atención en los interesados en la historia y estuvo mucho más tiempo de lo pautado hablando con los estudiantes de escuelas secundarias”.  

COMENTÁ