Violencia

Uno de los agresores de un joven en una fiesta en Córdoba es hijo de un ex Puma

Matheo, hijo de Facundo Soler, es el chico de 17 años que le causó la rotura del tabique a Lautaro Insúa. Su padre reconoció los hechos pero dio una versión diferente a la de la víctima.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Una vez más un grupo de rugbiers está involucrado en un hecho de violencia. Esta vez se trata de jugadores del Tala Rugby Club de Córdoba quienes participaron de la agresión de un joven durante una fiesta privada en Córdoba, causándole la rotura del tabique nasal y una lesión en uno de sus pómulos. El agresor es Matheo Soler, de 17 años, hijo del exjugador de Los Pumas Facundo Soler, quien se refirió a los hechos.

Todos ocurrió cuando Lautaro Insúa, quien también practica el rugby como hobby en el Club Universitario de Córdoba, celebraba su fiesta de egreso del secundario en Las Lomas de Alta Carolina, un barrio privado de la ciudad de Córdoba, cuando Matheo Soler y un grupo de amigos quisieron ingresar a la misma, algo que no fue permitido por quien terminó sufriendo la brutal agresión.

“Mi hijo me contó una versión diferente de lo que se está contando”, anticipó Facundo Soler, exfullback de Los Pumas en declaraciones a Radio Continental de Córdoba.

 

Soler, de 47 años y quien jugó 25 partidos con la camiseta del seleccionado argentino de rugby, continuó: “La historia es así: mi hijo con cuatro amigos más se enteraron de la fiesta que hacían después de la cena de egresados en una casa particular. Ellos, a través de un amigo que vive en Lomas, entraron, ingresaron y fueron a la fiesta a ver si podían entrar”.

 

Y siguió con su relato: “Cuatro de los chicos ingresaron y Matheo, mi hijo, que era el último, habló con una madre que le preguntó si eran del egreso. Él le dijo que no y le pidió entrar pero la mamá le dijo que no, que era una fiesta privada por el tema de la pandemia, y le pidió que se fuera”.

Según la versión de la familia Soler, Mateho pidió permiso para entrar, buscar a sus amigos y retirarse del lugar, y en ese trayecto se cruzó con Lautaro Insúa quien, según sus dichos, lo increpó, le preguntó qué hacía en el lugar, el agresor intentó explicarle que contaba con el permiso de una de las madres que escoltaba las puertas del lugar para buscar a sus amigos y allí se desató la pelea.

COMENTÁ