Represas en Santa Cruz

Sergio Nahuelquir: “La construcción de las represas es el peor peligro que va a existir"

Fueron las palabras de Sergio Nahuelquir, representante de la comunidad Lof Fem Pamu, en el marco de la mesa de diálogo entre representantes de la comunidad originaria y el Gobierno Provincial por la construcción de las represas en Santa Cruz. Desde pueblos originarios realizarán un reclamo genuino en las puertas de Casa de Gobierno este mediodía, con el objetivo de que "el Gobierno provincial se haga cargo del derecho de los pueblos originarios".

COMPARTÍ ESTA NOTA

La construcción de las represas en Santa Cruz, un tema en agenda en la provincia, que tiene como objetivo la generación de 1310 MW de energía totalmente limpia. Durante el mes de agosto, la exministra de Economía, Silvina Batakis, firmó una adenda al convenio financiero con bancos chinos para reactivar la construcción de las represas de Santa Cruz. Así, vuelve a ponerse en agenda el tema de las represas en Santa Cruz. Sin embargo, no todo es color de rosa para este proyecto.

Sergio Nahuelquir de Lof Fem Mapu, dialogó con El Mediador, programa que se emite por Tiempo FM 97.5, y sostuvo “la mesa de diálogo que se abrió con el Gobierno provincial no fue porque el Estado quiso, esto lo demandamos hace cinco años al Estado provincial y nacional porque no se cumplió con el convenio 169 que se trata de que hay que consultar a los pueblos originarios cuando se hacen grandes construcciones y a nosotros nadie nos consultó”.

“El Estado Argentino tiene una Ley que es la 24.071 que ratificó el convenio 169, entonces cuando las megaempresas van al territorio tienen que sentarse primero con los pueblos originarios y acordar con los pueblos originarios, en un proceso que puede llevar todo el tiempo que sea necesario según el pueblo originario que esté en el territorio lo defina. Esto no se hizo en Argentina, no se hizo en Santa Cruz y nosotros estamos en un proceso judicial ahora”, apuntó.

 

Y continuó: “Nosotros estamos en un proceso judicial, con una consulta previa libre informada, en esta hay distintas etapas, nosotros hace cinco años demandamos al Estado una mesa de diálogo. Por lo que ayer y hoy nos reunimos con gente de Nación y Provincia, esto es parte del proceso de lo que es la consulta previa libre informada”.

“Nosotros venimos en esto hace cinco años, estamos con muchas expectativas y hemos llegado a un acuerdo, por ejemplo, que los técnicos interculturales estén en territorio, pedimos un proyecto productivo para comunidades y que los restos arqueológicos sean devueltos a la comunidad de Camusu Aike en calidad de restitución y no en calidad de préstamos. Ahora, el acuerdo que llevamos adelante, es el de los técnicos intercultural, lo de proyectos productivo no saben de dónde van a sacar los fondos y la parte de los restos arqueológicos lo quieren devolver, pero en calidad de préstamos”, detalló.

Asimismo, Nahuelquir expresó estamos reunidos con la gente que está con la construcción de la Represa, estamos en el Complejo Cultural. Al mediodía pensamos ir hasta la Casa de Gobierno para hacer un reclamo genuino para que el Gobierno provincial se haga cargo del derecho de los pueblos originarios, nosotros pedimos porque los pueblos originarios tenemos derechos”.  “Queremos sentarnos con el Estado provincial y el Gobierno nacional y si es necesario nuestro aporte los vamos a hacer”, remarcó.

Respecto al daño ambiental que generarán las represas en Santa Cruz, sostuvo “es el peor peligro que va a existir dentro de lo que es el daño ambiental, cuando se construyan las represas se va a instalar dos lagos artificiales de 60 km de largo por 5 km de ancho, esto va a ser que sea más seca la estepa patagónica. Va a producir un aceleramiento del calentamiento global”.

“Nuestra propuesta para que no se produzca este daño, tenemos que tener en cuenta que hay dos represas, como mínimo tendríamos que llegar a que se haga una represa no dos. Hacer el estudio de cómo afecta a los glaciares y sino buscar otra alternativa para tener energía dentro del país”, concluyó.

COMENTÁ