Río Grande

Defendió a su madre y su hermano lo mató a puñaladas

El trágico hecho de violencia sucedió el viernes a la medianoche en una pelea entre ambos donde intercedió la madre, quien sufrió una herida cortante en la mano.  

El trágico hecho sucedió en Río Grande.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Juan Pablo Tuttini (32), un vecino de Río Grande falleció producto de las puñaladas que le propinó su propio hermano Matías Pablo (26), en un hecho de violencia intrafamiliar que tuvo un desenlace trágico la medianoche del viernes, en el cual la madre de ambos también resultó con una herida cortante, al intentar interceder en la pelea que protagonizaron sus dos hijos.

El hecho sucedió en una vivienda ubicada en calle Pioneros Fueguinos 439, en el sector de Chacra II. De acuerdo a lo informado oficialmente, la noche del viernes apareció Juan Pablo exaltado, aparentemente intoxicado y protagonizó una fuerte discusión con su madre, Inés Beatriz Fernández (55).

Matías salió en defensa de la mujer y se trenzó en una pelea con su hermano, la cual comenzó dentro de la vivienda, hasta que después salieron al patio interno de la vivienda, donde el agresor se valió de un cuchillo de unos 20 centímetros de hoja, con el cual atacó a su víctima con cuatro puntazos en la zona del tórax, uno de los cuales afectó el corazón y resultó el más certero.

La madre de los dos jóvenes también sufrió un corte en una de sus manos. Si bien la herida no era de gravedad, fue llevada al Hospital Regional Río Grande, debido a que estaba en un estado de conmoción por el hecho violento que protagonizaron sus hijos y que tuvo un desenlace trágico.

En el caso de Matías Tuttini, llegó con signos vitales a la guardia del nocosomio, donde los profesionales médicos realizaron tareas de reanimaciones y el RCP pero falleció aproximadamente a las 00.45 del sábado, debido a la cantidad de sangre que perdía de las heridas que presentaba.

Matías era empleado de gobierno, se desempeñaba como portero en la Escuela 8, donde era muy querido por toda la comunidad educativa.

En la causa tomó intervención el juez de Instrucción de feria, Raúl Sahade y la fiscal Verónica Marchisio. Esta última solicitó algunas medidas de pruebas, sobre todo lo relacionado con las sospechas que el agresor tenía brotes psicóticos y que estaba bajo tratamiento psiquiátricos.

Además, algunas versiones señalaban que su estado de exaltación y de ira contra su madre, habría sido provocado por estar intoxicado, por lo tanto se esperan los resultados toxicológicos y de alcoholemia. Esto es vital para determinar la responsabilidad penal del victimario.

Fuente: El Diario del Fin del Mundo.


COMENTARIOS