Río Grande

Con escupitajos y piedrazos agredieron a policías en la vía pública

Un efectivo recibió de un vecino un escupitajo en el rostro. Otro policía sufrió un piedrazo y se rompió el vidrio de sus anteojos, hecho que le causó lesiones en el rostro. El impacto de una piedra en la pierna derecha, fue otro caso donde afectaron a un uniformado.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Un joven escupió al rostro de un efectivo policial que lo estaba identificando. El hecho sucedió ayer a la madrugada en esta ciudad y fue aprehendido porque además estaba incumpliendo el decreto nacional de aislamiento preventivo y obligatorio, medida que se realiza en todo el país para combatir la pandemia de COVID-19.

Todo sucedió a las 2:50 en la calle Paso de Los Andes al 3400, donde Franco Ezequiel Rodríguez, de 18 años, estaba siendo controlado por los uniformados. Se encontraba en estado de ebriedad, y no pudo justificar su permanencia en la vía pública.

Mientras se investigaba si la persona era mayor o menor de edad, dado que en principio adujo tener 17 años, intentó retirarse del lugar y al ser reducido, se puso agresivo y nervioso. Aquí fue donde escupió en el rostro a un efectivo policial. 

Una hora antes, los agentes fueron víctima de una terrible agresión de parte de un vecino que había sido denunciado por ser el responsable de ruidos molestos generados por la música alta.

Todo sucedió en el domicilio ubicado sobre la calle Sale N° 24. Tras ser alertados de la constante música alta en el barrio, los policías dialogaron con un residente de la propiedad, pero desde el interior del domicilio salió otra persona que comenzó a arrojar elementos contundentes hacia los efectivos policiales; piedras y secciones metálicas.

Con los elementos lanzados, se provocaron las roturas y abolladuras en tres móviles policiales. También un efectivo policial recibió el impacto de una piedra que rompió el vidrio de sus anteojos, causándole lesiones en el rostro.

Otro efectivo policial recibió el impacto de una piedra en la pierna derecha, produciéndose un corte por lo que debieron realizarle dos puntos de sutura. Tras este episodio, los uniformados realizaron la aprehensión de Celestino Araujo, de 52 años. La otra persona, Fernando Araujo, ingresó rápidamente a su domicilio por lo que no fue aprehendido.

Fuente El Sureño.