Malvinas

Suman proyectos para derogar la Ley 25.290

La senadora por Río Negro Magdalena Odarda impulsa un nuevo proyecto para derogar la Ley N° 25.290 por el cual se aprobó el Acuerdo sobre la Aplicación de las Disposiciones de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar del 10 de diciembre de 1982 relativas a la Conservación y Ordenación de las Poblaciones de Peces Transzonales y las Poblaciones de Peces Altamente Migratorios, adoptado en Nueva York —Estados Unidos de América— el 4 de diciembre de 1995.

COMPARTÍ ESTA NOTA


La iniciativa de la rionegrina tiene el apoyo de la Dirección de Veteranos de Guerra de Río Negro y está en línea con la postura del Gobierno de Tierra de Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur porque en relación a los recursos marítimos que pertenecen al Estado argentino, se estaría aceptando al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte que ocupa ilegalmente las Islas Malvinas y su mar circundante como Estado limítrofe, socavando nuestros históricos reclamos soberanos sobre esa porción de nuestro territorio.

En la fundamentación del proyecto, se señala que el “Acuerdo sobre la Aplicación de las Disposiciones de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar del 10 de diciembre de 1982 no ha demostrado eficacia para evitar el estado de sobrepesca generalizada que se observa en aguas internacionales”. En tanto que el “Acuerdo de Nueva York de 1995” fue negociado con la idea principal de establecer las reglas básicas sobre las cuales debiera administrarse los recursos pesqueros para prevenir y proteger los mares de la pesca. Para eso, en su articulado, propone como mecanismos para llevar a cabo esta protección la creación de OROP.

“Sin embargo, estas organizaciones lo único que han logrado es que, aprovechándose de la loable intención de prevenir la pesca sin control, solo se utilicen los medios de regulación, como la apropiación de los recursos de la alta mar por parte de los miembros de dicha organización, con el fin de la explotación de los recursos con un objetivo puramente económico y noconservacionista”, se afirmó.

Cabe aclarar que estas OROP atienden primordialmente a los intereses políticos y económicos de sus miembros a la vez que, limitan el acceso a los recursos por los no miembros, contraviniendo principios fundamentales del derecho internacional.

En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) señaló en su Informe “El Estado Mundial de la Pesca y la Acuicultura” de 1996 al hacer referencia al Acuerdo de 1995: “Muchos organismos subregionales y regionales actuales no son todo lo eficaces que cabría esperar. Las dificultades con que tropiezan en la aplicación de las medidas de conservación y ordenación se reflejan con frecuencia en la mala situación de los recursos”.

Agrega: “El Acuerdo aprobado por la Conferencia no fue considerado totalmente satisfactorio por todos los Estados, organizaciones intergubernamentales y ONG; muchos de ellos estimaban que era insuficiente y tardío; y otros opinaban que había ido más lejos de lo que ellos consideraban necesario”.

TAGS

COMENTARIOS