En acto de inaguración

Bertone cargó contra Nación por la política sobre Malvinas

De cara a un nuevo aniversario de la guerra del Atlántico Sur, en Ushuaia se inauguró la Carpa de la Memoria y en Río Grande la Carpa de la Dignidad. La Mandataria acompañó a los veteranos de la capital provincial y afirmó que “el Gobierno nacional tiene una política errónea con Malvinas”.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Como ya es tradición en Tierra del Fuego, ayer los Centros de ex-combatientes inauguraron la semana de Malvinas con la apertura de las carpas que se arman tanto en Ushuaia como en Río Grande.
En Ushuaia, la ceremonia estuvo encabezada por integrantes del Centro de Ex Combatientes y la gobernadora Bertone, quien se manifestó “muy contenta” de poder inaugurar la Carpa de la Memoria “que también es parte de la defensa de la soberanía que los veteranos de guerra continúan haciendo, a través de la malvinización y la concientización que realizan en toda la Argentina”. 
La mandataria aprovechó para criticar nuevamente las políticas que lleva adelante el gobierno nacional: “somos la provincia que por Constitución tiene incorporado a su territorio a las Islas Malvinas, y muy pocas veces fuimos citados por la Cancillería”. Bertone también cuestionó las decisiones adoptadas en el seno de la Subcomisión de Pesca “que ante el planteo de nuestros representantes se levantaron y se fueron. Los permisos de pesca otorgados por los isleños –que el año pasado fueron 105- le significaron alrededor de 20 y 40 millones de libras esterlinas de ganancias que las negocian directamente con la Unión Europea. Por eso decimos que hay una política errónea del gobierno nacional, porque en pleno proceso del Brexit seguimos manteniendo la política de ‘seducción’ que nunca dio resultado, y hoy vemos como ellos se llevan estas exorbitantes ganancias de nuestro Mar Argentino”.
Por ello Bertone insistió en la necesidad de contar con una ley “porque hoy ocurre esto con la pesca, y en un futuro seguramente pasará lo mismo con el petróleo”. 
Respecto a las acciones que el gobierno provincial viene llevando a cabo en torno a la ley Malvinas, Bertone informó que además de las 32 firmas que ya se han logrado de parte de los senadores en adhesión al proyecto “en estos días hemos mantenido reuniones con el vicepresidente provisional del Senado y los presidentes de las comisiones. Nuestro planteo no es de conflictividad. Es un planteo pacífico que busca que haya una verdadera política de estado respecto a la cuestión Malvinas, y que todo lo que se discuta acerca de Malvinas sea en el Parlamento, y estamos dispuestos a escuchar todos los aportes que puedan mejorar el proyecto”.
Tras la ceremonia, la presidenta de la Cámara de Comercio de Ushuaia anunció que la campaña “Malvinas somos todos” permitió reunir más de 17 mil pesos y adquirir un nuevo pabellón para la Plaza Malvinas. 
En tanto, la ceremonia en la ciudad del norte de la provincia se realizó en horas del mediodía. El único orador fue el presidente del Centro, el veterano de guerra Roma Alancay, quien expresó: “como decía el general San Martín, la soberanía no se negocia, se defiende. Y esa es nuestra responsabilidad histórica, es la responsabilidad de cada uno que sentimos la Patria como propia”. 
Sostuvo que “venimos para conmemorar este nuevo aniversario de la gloriosa gesta de Malvinas y rendir un justo homenaje a nuestros compañeros que se encuentran de guardia los 365 días del año en esas nuestras Islas Malvinas, y que ofrendaron su vida por nuestra Nación, y a nuestros compañeros de la posguerra”.
“Cada uno de nosotros encarna la historia viviente de los 74 días de combate, que son fechas y días imborrables para todo el pueblo argentino”, sostuvo Alancay para añadir que “llevamos en nuestras espaldas una mochila muy pesada, una historia de vivencias que vamos pasando como una posta a las generaciones presentes y futuras”.
En ese sentido indicó que “hemos logrado trasmitir que la causa Malvinas es una responsabilidad soberana de cada uno de nosotros”, tras lo cual pidió “a nuestras autoridades y gobernantes, que es imprescindible llevar adelante una política de Estado estratégica y coherente y que se lleve al lugar que corresponda para defender la Causa Malvinas”. 
El intendente de aquella ciudad, Gustavo Melella, también se manifestó en tono crítico acerca de la política exterior de Gobierno Nacional. “El acuerdo Foradori-Duncan es la frutilla del postre de una entrega de soberanía acompañados por muchos”, afirmó. 
Melella, sin poder sustraerse del año electoral que se vive en la Provincia y el País, creyó propicio el momento para cuestionar a aquellos que “ desmalvinizan y quieren olvida” y a los “que hoy algunos ponen sus voz, pero creo que es por una cuestión meramente electoral”. 

Fuente: El Diario del Fin del Mundo. 


COMENTARIOS