CEMNPA

Un salto en la atención oncológica

Profesionales del CEMNPA celebraron la ampliación médica y presentaron el nuevo servicio de Braquiterapia funcional ya desde inicios de semana. “Es un orgullo atender a todos los santacruceños en su lugar”, dijo el presidente del Centro, Dr. Héctor Tejada. El objetivo será “captar a los más de 400 pacientes que se tienen que ir a atender a otro lado”, dijo el director del Servicio, Dr. Juan Pablo Sosa.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde inicios de esta semana el Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia de la Patagonia Austral (CEMNPA) cuenta con el Servicio de Braquiterapia de Tasa Alta, un recurso terapéutico contra el cáncer que se convierte en una modalidad única en la región ya que su planificación se basa en imágenes de resonancia magnética adquiridas en el curso de la ejecución terapéutica. La Braquiterapia es una forma de dispensar radiación a cierta región enferma, ubicando quirúrgicamente una fuente radiactiva en el seno de la misma.

Según expusieron los profesionales la Braquiterapia “es una forma de tratamiento radioterapéutico donde isótopos radioactivos se colocan dentro o cerca de la zona que requiere tratamiento. Es comúnmente usada como un tratamiento eficaz para el cáncer de cérvix, próstata, mama, piel y también se puede usar para tratar tumores en muchos otros sitios del cuerpo. La Braquiterapia se puede utilizar sola o en combinación con otras terapias, como la cirugía, la radioterapia externa y la quimioterapia”. Entre los puntos más importantes, expusieron que se trata de un método menos invasivo, y en esta ocasión, al estar disponible en nuestra ciudad, permite terminar con el desarraigo de los pacientes. 

Luego de una breve introducción y explicación del tratamiento a los pacientes y personas presentes. El Dr. Tejada dialogó con TiempoSur, donde expresó que “nuestro instituto realmente se presenta como el mejor equipado de la Patagonia, uno de los mejores si hablamos de equipamiento de alta tecnología”, y continuó: “Esto nos sirve como último eslabón de la cadena, era algo que nuestra gente necesitaba”.

En este sentido, dijo: “Lo que nos conforma y nos llena de satisfacción es que los pacientes de la Patagonia austral no van a tener que migrar hacia otros lugares u otras provincias, con todos los percances que significa tener una enfermedad como ésta. Poder solucionar todo en este lugar es maravilloso y ayuda mucho a la recuperación de la gente. Estamos muy conformes con esto”.

Por otro lado, el Presidente del Centro de Medicina Nuclear se refirió al recurso humano. “Es de primera, todas excelentes personas, con buenos currículum y demuestran día a día su capacidad”.

En torno a los desafíos a futuro comentó: “Con este objetivo cumplido, el próximo paso -y el más importante- será la puesta en funcionamiento del ciclotrón, el cual se ha instalado ya en el Centro y se utilizará para la creación de hisopos radiactivos que usamos para los tratamientos. Ese es el objetivo que perseguimos, pero depende de muchas gestiones a nivel nacional. Esperamos el próximo año poder ponerlo en funcionamiento”.

Por su parte, Juan Pablo Sosa, director del Servicio de Bracoterapia, manifestó que “la expectativa es gigante, tenemos que captar esos más de 400 pacientes que hoy se están yendo a otro lado, con todo lo que eso conlleva. Tenemos muchas ganas de ofrecer esto acá sin tener que derivar pacientes a otros lugares”.

En cuanto a la puesta en marcha del servicio aclaró: “Habíamos realizado una evaluación de los pacientes que venimos tratando, cuando pudimos largar el servicio ya comenzamos con algunos pacientes. Iniciamos esta misma semana con grandes resultados”.

COMENTÁ