"Una luz al final del túnel"

Un estudio asoció la baja mortalidad de la variante Ómicron con el debilitamiento de la pandemia

Se trata de una investigación llevada adelante por el Complejo Hospitalario Académico Steve Biko, que analizó la mortalidad entre los contagiados con Ómicron.

Un estudio del Complejo Hospitalario Académico Steve Biko
Un estudio del Complejo Hospitalario Académico Steve Biko
COMPARTÍ ESTA NOTA

La aparición de la variante de coronavirus Ómicron, que cuenta con una velocidad de contagio mucho mayor a sus predecesoras, podría empezar a marcar el final de la pandemia. Esa es la conclusión a la que llegó un estudio que analizó su baja mortalidad sobre pacientes infectados.

Se trata de una investigación llevada a cabo por el Complejo Hospitalario Académico Steve Biko, que analizó los estados de 466 pacientes contagiados por esta cepa, y los comparó con 3976 casos de variantes anteriores.

Los resultados fueron sumamente alentadores, ya que solo el 4,5% de los contagiados con Ómicron fallecieron, mientras que este número llegaba en promedio al 21% en las olas de coronavirus anteriores.

En la publicación, los investigadores explicaron que hubo una suba rápida de las internaciones en una primera etapa, aunque, en promedio, a partir de día 33 comenzaban a bajar.

Su director, Fareed Abdullah, expresó su optimismo con los resultados de la investigación y planteó que podría ser “la luz al final del túnel” en caso de que esta tendencia se siga repitiendo a nivel mundial: “Es probable que veamos un desacoplamiento completo de las tasas de casos y fallecimientos. Puede ser un presagio del final de la fase epidémica de la pandemia de Covid, dando paso a su fase endémica”.

En paralelo a esto, esta semana la Universidad de Hong Kong publicó un estudio cuyo objetivo era medir cuáles son los días en los que una persona infectada con Ómicron es más contagiosa, y a partir de qué momento el virus reduce su capacidad de contagio.

Los resultados arrojaron que los dos días previos al inicio de los síntomas, y el segundo y tercero desde su comienzo son aquellos en los que hay mayor capacidad de contagio. Después de este plazo el virus pierde fuertemente su transmisibilidad.

Fuente Radio Mitre. 

COMENTÁ