Para “personal estratégico”

Seguir de cerca las dosis

El Gobierno nacional informó este martes la creación de un sistema de monitoreo para la trazabilidad de la inmunización contra el Coronavirus del "personal estratégico", el cual deberá cumplimentar una serie de requisitos. Para Amnistía Internacional debe haber claridad en las especificaciones de las personas que integren este grupo. Desde el organismo internacional hablaron en exclusiva con Multimedio Tiempo ante el pedido de audiencia con la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Cafiero y Vizzotti en el COFESA
Cafiero y Vizzotti en el COFESA
COMPARTÍ ESTA NOTA

En el día de ayer, en la previa de la presentación del nuevo sistema de monitoreo y trazabilidad para fortalecer la transparencia y definir específicamente bajo qué estrictas pautas el personal estratégico y con toma de decisiones en el Estado accederá a la vacunación, Tiempo FM dialogó con Noelia Garone, directora de Promoción y Protección de los Derechos Humanos de Amnistía Internacional, organización de derechos humanos presente en el mundo. La abogada con orientación en Derecho Internacional Público y especializada en Derechos Humanos, se refirió a la situación de irregularidad que han atravesado algunos países en el contexto de vacunación, como así también a la importancia de la transparencia, pero también del monitoreo y fiscalización de las vacunas.

En primer término, Garone remarcó que “la Organización Mundial de la Salud es clara en cuanto a los procedimientos y la irregularidad en los países es inaceptable en todos los casos. Argentina tiene un programa de vacunación estratégica claro y en algunos casos mucho más transparente que muchos otros países de la región, pero claro está que hay personas que se han vacunado por afuera de estos grupos prioritarios”.

                                                                               

                                                                      Noelia Garone, directora de Promoción y Protección de los Derechos Humanos de Amnistía Internacional

 

En este hilo la jornada inició con la ministra de Salud, Carla Vizzotti, encabezando una reunión virtual con los expertos de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn). Trabajaron en la creación de una comisión que se encargará de monitorear la trazabilidad de la vacunación del personal estratégico, la cual estará integrada por reconocidos expertos en inmunización, bioética, salud y derechos.

Uno de los puntos centrales fue “la definición técnica sobre los alcances de función, riesgo y exposición del personal estratégico”. En este punto la referente de Amnistía Internacional remarcó que “más allá de los casos puntuales y las responsabilidades, hasta el momento no había criterio que se haya hecho público sobre esto que llaman persona estratégica”. Es allí donde apuntó el pedido de transparencia por parte del organismo mundial. “En otros países del mundo los primeros mandatarios o primeras mandatarias no han sido vacunados o vacunadas, es por esto que se pide cuál es el criterio de este personal estratégico.  No hay nada escrito que diga que no se pueden vacunar, pero está bien tenerlo claro”, señaló. Vale la pena mencionar que las personas que integren este nuevo grupo “deberán solicitar autorización previa a la cartera sanitaria para acceder a la vacunación. Finalmente, será obligatorio firmar un formulario de acceso a la información para dar difusión en un registro público quienes fueron vacunados”.

Desde Amnistía han manifestado que “para hablar de transparencia también hay que hablar de monitoreo y fiscalización, es importante que haya un procedimiento que controle que estos grupos del sistema de aplicación son prioritarios”, y cerró haciendo hincapié en que “más allá de la decisión política de sobre quiénes deben renunciar o dejar sus cargos, creo que hay una política más integral que es el monitoreo y la fiscalización. De verdad hay que tomarse este plan de vacunación con toda seriedad y respetar los grupos prioritarios”.

Los referentes de Amnistía Internacional esperan poder concretar la audiencia con la ministra de Salud, Carla Vizzotti, “para un diálogo abierto accesible para acercar aportes a estas situaciones que son inadmisibles”.

COMENTÁ