Mal diagnóstico

Leon Obregon: “Pensé que mi hijo se moría, que perdía a mi bebé de 6 meses”

Así lo relató el papá de Bruni, el bebé que terminó en terapia intensiva en Río Gallegos, tras haber sido mal diagnosticado en Río Turbio.

(Foto: Facebook/Leon Obregon)
(Foto: Facebook/Leon Obregon)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Leon Obregon dialogó con el programa Cambalache, que se emite por Tiempo FM 97.5, sobre el mal diagnostico que le hicieron a su hijo de 6 meses, Bruni, en Río Turbio, y por lo que terminó en terapia intensiva en el hospital de Río Gallegos.

Bruni tenía una “neumonía y bronqueolitis terrible”, pero en el hospital de Río Turbio no lo atendió un pediatra, sino que un médico generalista, el cual les dijo a sus padres  que “estaba todo bien, que los pulmones estaban bien y que volviéramos a casa y le diéramos puff de salbutamol”.  

 

Obregon resalta que “nos sorprendió porque uno sabe cuando su hijo está mal, pero no nos quedó otra, así que volvimos a casa y no mejoraba. Empezamos a notar que estaba muy pálido, que de repente estaba todo rojo, su pancita se hundía mucho del esfuerzo que estaba haciendo para respirar, nos volvimos a comunicar con los profesionales que estaban en el hospital y nos dijeron que no podían hacer otra cosa, que no lo podían internar porque no estaba en condiciones el hospital, porque habían algunos casos de Covid, que siguiéramos con el puff y que iba a mejorar”, relató.

El bebé estaba tan mal que sus padres le midieron la saturación con un oxímetro, cuando vieron que daba 80, decidieron comunicarse con la pediatra de cabecera de Río Gallegos. Obregón cuenta que ellos tienen una pediatra en Gallegos porque es común que sea muy difícil conseguir la atención de un pediatra Río Turbio y que la guardia pediátrica es pasiva.

 

“La pediatra vio por videollamada que estaba muy mal, nos pidió que insistiéramos en hospital de Turbio, el tema es que ya nos habían dicho que no. La pediatra de Gallegos, además, nos sugirió que no viajáramos porque era un riesgo salir a la ruta con las condiciones climáticas y sobre todo si le pasaba algo en la ruta al bebé porque no íbamos a saber qué hacer. Aun así no nos quedó otra, eran las 7 de la tarde, cargamos las cosas en el auto y encaramos viaje a Gallegos”, comentó.

Al llegar a Río Gallegos, Bruni quedó internado en terapia intensiva, donde estuvo tres días hasta que lograron estabilizarlo y lo pasaron a sala común.Gracias a Dios y a los profesionales del Hospital Regional de Río Gallegos la podemos contar. No queremos que estas cosas se vuelvan”, aseguró Obregón.

 

Pensé que mi hijo se moría, que perdía a mi bebé de 6 meses. Y me dicen varios médicos que eso se solucionaba con un poco de atención en Río Turbio, con un poco de oxígeno, con un poco de predisposición medica para internarlo y estabilizarlo, pero eso no pasó”, sostuvo.

COMENTÁ