Segunda ola en Santa Cruz

García: Por qué hubo cuarentena en toda la provincia, si alcanzan nueve días y el orden de vacunación

El Ministro de Salud explicó el cronograma de vacunación que aplica la provincia. Habló sobre la posibilidad de que existan cuarentenas intermitentes y aclaró la diferencia que existe entre vacunas recibidas y las aplicadas.

La movilidad de la gente es la indicadora de los casos.
La movilidad de la gente es la indicadora de los casos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

A tres días del inicio de la cuarentena, el ministro de Salud, Claudio García, fue entrevistado por TiempoSur.

 

TS: ¿Por qué el aislamiento fue para toda la provincia y no para localidades complicadas epidemiológicamente?

García: El decreto toma toda la provincia completa porque hicieron el análisis directamente con la sumatoria de los departamentos, entonces la evaluación fue tomar a Santa Cruz independientemente. Con nuestro semáforo es distinto, pero tomaron el grupo de más de 300 mil personas como punto de corte y así entra la provincia entera. Esta categorización que hizo Nación no es nuestro formato. Nosotros adherimos al decreto (nacional) pero planteamos que no existe la misma situación epidemiológica en toda la provincia.

 

-Existen localidades con menos de un caso diario, por ejemplo, en las últimas dos semanas.

Sí. Lo que sucede es que Nación hace una carga mensual, el R, en cuanto a la reproducción de casos en cada lugar y nosotros no sólo lo cruzamos con las poblaciones más chicas, sino que usamos la población de cada lugar, lo que genera un indicador más preciso que el que se utiliza para grandes conglomerados.

En nuestra provincia, algunos lugares tenían indicadores de color verde (bajo riesgo) como El Chaltén o El Calafate con poca cantidad de casos y otras que están en amarillo. Si bien hicimos el cálculo para esta semana lo mismo y seguimos esa guía, la adhesión al decreto hizo que se suspenda el semáforo.

Hay lugares con una progresión de casos y otros que están en mejor estado epidemiológico. Por ejemplo, Tierra del Fuego tiene 180 mil habitantes y está haciendo el mismo planteo pero le hicieron proyecciones como si no tuvieran menos de 300 mil habitantes y con una poca cantidad de casos, se les duplica. Porque si tenés 50 mil habitantes con 100 casos, y se hace la evaluación por 300 mil habitantes, el que tiene 50 mil habitantes le duplicás la cantidad de casos que no tiene y se altera el indicador. Eso hace Nación, que hace un equilibrio entre provincias grandes y chicas, pero no deja de tener peso la media de Argentina, que es Capital y Gran Buenos Aires, con millón de personas, en donde 50 mil o 200 mil habitantes, son un barrio y acá es una provincia entera.

 

-Entonces esto fue planteado como lo hizo Tierra del Fuego, aunque ya se adhirió al decreto nacional.

Sí, lo hicimos, pero el decreto ya está. Es difícil tener una norma que sea transversal a todo y de la misma información para conglomerados como provincias más chicas, por eso nuestro indicador evalúa la cantidad que viven en una localidad, entonces esta situación, que tengan 5 mil o 50 mil, irá de modo correlativo con la cantidad de casos que hay en cada lugar.

 

-¿Alcanzará con nueve días de confinamiento?

Hay cuatro o cinco provincias que están en una muy delicada situación y son las provincias en las cuales la ola nos impacta, como CABA, provincia de Buenos Aires con el primero, segundo y tercer cordón, con 14 millones de personas, que es como una bomba expansiva que comienza a saltar al resto.

Córdoba y Mendoza están en una situación delicada, pero también Neuquén y sabemos que si se corta la ola ahí, la onda expansiva no llegará a nuestra provincia.

Eso lo vemos como positivo, porque bajarán los casos en estos lugares al no haber circulación. Lo mismo nos pasará a nosotros, porque tendremos estabilización y la ola indefectiblemente se achicará

porque la movilidad de la gente es la indicadora de los casos.

 

-¿Cree que hubiera sido efectivo suspender las reuniones sociales antes del decreto? (Existía una recomendación de no reunirse más de 10 personas)

El manejo de las reuniones sociales es extremadamente complejo porque al suspenderlas, se debe garantizar el control sobre eso y por eso uno apela más a la conciencia social y responsabilidad social porque los mecanismos son extremadamente complejos. Un negocio cierra a las 18:00 y está cerrado, pero el hecho de que se junte una familia para un cumpleaños es complejo de controlar y resolver.

 

-Si Nación lleva adelante cuarentenas intermitentes, la adhesión de Santa Cruz, ¿dependerá del aumento o no casos?

Impulsamos que la provincia tenga cierta autonomía en los distritos, si bien existen medidas generales que contemplan la situación regional, también de localidades, se pretende que se adecuen las medidas en función de la progresión epidemiológica.

 

- ¿Por qué hay una diferencia de cerca de 20 mil vacunas entre las recibidas y aplicadas?

En la medida en que llegan, priorizamos. Hasta mediados de la semana pasada, alcanzamos a agotar stock de primeras dosis y segundas dosis, que ya comienzan a bajar. Es una decisión sanitaria avanzar primariamente con las primeras dosis. Y cuando llegan primeras y segundas dosis, el recurso humano es finito, no sólo en la aplicación de vacunas, sino también en hisopados, seguimiento, monitoreo, que tiene múltiples funciones.

En donde había primeras dosis, se aplicaban a personas que no tenían ninguna dosis. Largamos mayores de 80 la semana pasada y ahora largamos un rango menor para las segundas dosis.

 

-¿Qué capacidad para vacunar tiene Santa Cruz?

Río Gallegos tiene el Complejo Cultural para aplicar a 400 personas, el Gimnasio 17 de Octubre, para 300 personas, el Hospital Militar otras 400 personas. Caleta Olivia tiene dos centros para 350 personas, por lo cual son 700 por día, entonces tenemos la posibilidad con los vacunatorios en toda la provincia para 2500 a 3 mil dosis como mínimo en los días que se vacuna.

Este fin de semana largo se vacunó en todos los lugares de la provincia, tanto sábado, domingo, lunes y martes en el que se harán distintas jornadas.

 

-¿Esto es todos los días?

En Río Gallegos y Caleta Olivia funciona todos los días y cuando se acotan las dosis es de lunes a viernes.

 

- El cronograma de vacunación de la provincia es diferente al original que creó Nación. Por ejemplo, no se vacunaron a todos los docentes, pero sí se vacunó a trabajadores de prensa provincial y de Canal 9.

Hay un programa que fue consensuado por Nación por grupos estratégicos y las provincias se adecúan al programa consensuado en función de las necesidades de cada provincia. En el caso de los docentes, vacunamos en los lugares en donde había presencialidad. En lo que se refiere a las 16 mil personas que son docentes, no docentes, auxiliares, íbamos a vacunar primero, pero se vacunaron en orden de prelación con la presencialidad, en donde hay clases de tipo presencial una o dos veces por semana. En ese orden de prelación de educación, vamos a tener a gente de Educación, tanto docentes como auxiliares, y de esa manera en cada localidad que tiene presencialidad, son los lugares que se priorizó este proceso, y el resto en la medida que ingresan vacunas.

 

 -Si se vacunó a personal de prensa estatal, ¿se analiza vacunar a trabajadores de prensa privados?

Sí. Para que quede claro un 70% de las vacunas que ingresan en cada partida, está destinada a personas de riesgo vulnerable. Comenzamos con mayores de 60 y bajamos a 56 años. Esa gente se vacunó y también a la gente entre 18 y 59 años con comorbilidades graves y ahora otras comorbilidades, como hipertensión, que tiene un riesgo ligeramente inferior.

El resto, el 30%, el 10% va para personal policial que trabaja en la calle, fuerzas armadas, seguridad, los que se encargan del monitoreo como Gendarmería, Prefectura, Ejército. Otro 105 para educación y otro 10% personas esenciales. Esta esencialidad es entre sectores de ministerios, como Desarrollo Social que hace el cuidado y seguimiento de los que están aislados en un hotel; también para trabajadores de los municipios y otra parte para esenciales de la actividad productiva.

Entonces en la medida en la que vamos avanzando, simultáneamente también se va vacunando niveles esenciales. Si bien es menor, están incluidos.

La prensa privada entra en actividades regidas por el comercio, están en forma conjunta con minería y petróleo, que son esenciales, así que en ese grupo se avanzará según orden de prelación de producción de la provincia. En la medida que van llegando vacunas, vamos avanzando según las posibilidades.

COMENTÁ