Mes Internacional de la Fertilidad

El uso de células madre en mujeres con insuficiencia ovárica temprana ayudaría a conseguir el embarazo

Estudios señalan que el uso de células madre mesenquimales ayudaría a mujeres con insuficiencia ovárica temprana o primaria a lograr el embarazo. Estas células colaboran en la regulación de la función ovárica, facilitando el desarrollo de ovocitos más maduros y con mejor calidad.

Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En el mes de junio se celebra el Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad. Si bien no existen registros oficiales en el país, estudios en Estados Unidos señalan que alrededor del 9% de los hombres y del 11% de las mujeres en edad reproductiva ha tenido algún problema de fertilidad  y que en las parejas que presentan dificultades a la hora de buscar un hijo, un 30% de las veces se debe a factores femeninos y otro 30% a masculinos y en el resto de los casos, a una combinación de ambos .

Las causas de la infertilidad, tanto en hombres como mujeres, pueden ser variadas y en algunos casos nunca llegan a identificarse. Las más conocidas en los hombres son: varicocele, infecciones en testículos, presencia de tumores y problemas de eyaculación . En las mujeres lo son las referidas a trastornos en la ovulación como el síndrome del ovario poliquístico, disfunción en el hipotálamo, producción de demasiada prolactina e insuficiencia ovárica prematura .

Dependiendo de que cause la infertilidad, existen diversas opciones terapéuticas que buscan revertir la situación. Las mismas van desde la toma por vía oral de medicamentos hasta cirugías y tratamientos de fertilidad simples y complejos. Todos estos son tratamientos convencionales que vienen desarrollándose hace muchos años. Además, en los últimos años comenzó a estudiarse el uso de células madre mesenquimales para el tratamiento de algunas de estas afecciones como, por ejemplo, para la insuficiencia ovárica temprana o primaria.

 

Las células madre

Las células madre son cada vez más una opción alternativa para el tratamiento de diversas patologías. Algunas de sus usos ya conocidos son para el tratamiento del lupus, la esclerosis múltiple, la espina bífida, leucemia, linfoma, mieloma múltiple, autismo y parálisis cerebral, entre otras muchas. Este tipo de células se pueden obtener de la médula ósea (fábrica de la sangre), del tejido adiposo o grasa y del tejido de cordón umbilical, entre otros tejidos. Por eso, en los últimos años ha crecido notablemente la guarda del cordón umbilical a la par de los ensayos e investigaciones sobre sus potenciales usos médicos” destacó el Dr. Claudio Dufour, director médico del Banco de Células Madre BioCells Argentina.

En cuanto a su uso para el tratamiento de la insuficiencia ovárica temprana o primaria, de acuerdo a los autores del estudio titulado “Potencial terapéutico de las células madre mesenquimales autólogas derivadas del tejido adiposo en la PDI humana y el envejecimiento ovárico ”, la inyección de células madre mesenquimales de tejido adiposo autólogo en el ovario de mujeres que tienen esta afección permite regular la función ovárica mejorando las chances de lograr el embarazo. En dicha investigación, de carácter prospectivo y observacional y que se llevó a cabo en México, 17 mujeres se sometieron durante los años 2019 y 2020 a tratamientos de reproducción asistida al mismo tiempo que recibieron tratamiento ovárico con células madre de tejido adiposo autólogo. Las mismas, de acuerdo a sus características e historia clínica, fueron divididas en 3 grupos: el de control, el de insuficiencia ovárica prematura o primaria y el grupo de amenorrea.

Los resultados del estudio concluyeron que la administración de este tipo de células (como tratamiento adicional al de reproducción asistida) mejoró la función ovárica, al mismo tiempo que estimuló el crecimiento del endometrio y llevó a la producción de un mayor número de folículos, lo que permitió a su vez obtener más ovocitos maduros, y aumentar así la posibilidad de tener blastocitos de mayor calidad, y con estos, de lograr el embarazo deseado en pacientes con insuficiencia ovárica prematura y pacientes con envejecimiento ovárico. Por su parte, en las pacientes con amenorrea se observó que la aplicación de estas células restauró la menstruación temporalmente y aumentó la posibilidad de conseguir al menos un ovocito por ciclo menstrual.

“Que las células madre mensequimales puedan ayudar a regular la función ovárica en pacientes con insuficiencia ovárica temprana o primaria es sin dudas una muy buena noticia para muchas mujeres y parejas que no han tenido buenos resultados aún con los tratamientos de fertilidad. Si bien los resultados son alentadores, se trata de ensayos clínicos preliminares con lo cual se requerirán un mayor número de casos para poder objetivar la evidencia científica” agregó el Dr. Claudio Dufour del Banco de Células Madre BioCells Argentina.

Además, recientemente se presentaron los resultados del estudio “Terapia patóloga con células madre mesenquimales en pacientes con baja respuesta ovárica: Primer caso en México” en el que se observa el caso de una paciente de 39 años con insuficiencia ovárica temprana, quien tras recibir tratamiento con células madre mensenquimales logró una transferencia embrionaria con evolución adecuada del embarazo y el nacimiento de un varón sano a las 39.2 semanas de gestación.

La insuficiencia ovárica temprana o primaria es un trastorno en el cual los ovarios de mujeres menores de 40 años dejan de producir óvulos y la producción de estrógeno comienza a disminuir, lo que vuelve difícil conseguir el embarazo. Muchas veces, se la confunde con la menopausia precoz, pero no es lo mismo: en la insuficiencia ovárica las mujeres continúan teniendo períodos, pero de manera irregular u ocasionales durante años, mientras que, en el segundo caso, se suspende el periodo y con este la posibilidad de quedar embarazada de manera natural.

COMENTÁ