Atención

Cómo se contagia la viruela del mono en los humanos y cuáles son sus síntomas

Los síntomas pueden ser leves o severos, y las lesiones pueden causar mucha picazón o dolor.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La viruela del mono se puede transmitir por contacto y exposición a gotas, es decir, a través de la saliva o excreciones respiratorias, o por contacto con el exudado de la lesión o el material de la costra. La excreción viral a través de las heces también puede representar otra fuente de exposición.

El período de incubación de la viruela del simio suele ser de 6 a 13 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días.

La enfermedad, que no tiene tratamiento, a menudo es autolimitada y los síntomas generalmente se resuelven espontáneamente dentro de los 14 a 21 días.

En los seres humanos, los síntomas de la viruela del simio son similares a los síntomas de la viruela, aunque algo más leves.

Comienzan con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, escalofríos y agotamiento.

La principal diferencia entre los síntomas de la viruela humana y la viruela del simio es que la segunda hace que los ganglios linfáticos se inflamen (linfadenopatía), mientras que la primera no.

Es normal desarrollar una erupción, que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo, particularmente a las manos y los pies. Al poco tiempo, la erupción cambia y pasa por diferentes etapas antes de formar una costra y caer finalmente.

Los síntomas pueden ser leves o severos, y las lesiones pueden causar mucha picazón o dolor.

El reservorio animal sigue siendo desconocido, aunque los datos disponibles sugieren que podrían ser los roedores africanos.

El contacto con animales vivos y muertos a través de la caza y el consumo de carne de caza o animales silvestres son factores de riesgo conocidos.

El virus de la viruela del simio es capaz de infectar ardillas, ratas, ratones, monos, perritos de las praderas y humanos.

COMENTÁ