Salud

Cómo nos cuidamos de un virus estacional

En los últimos días la demanda de la guardia pediátrica hospitalaria se ha visto en aumento a raíz de la circulación de rotavirus. Cómo nos cuidamos de un virus estacional, haciendo base en la buena alimentación.

Guardia pediátrica HRRG (C.G)
Guardia pediátrica HRRG (C.G)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante el fin de semana extra largo, a raíz de la reducción en la atención pediátrica en los dispensarios municipales y centros de salud, la guardia pediátrica del Hospital Regional Río Gallegos (HRRG) se vio con una amplia demanda de familias que acudían para la atención de sus hijos e hijas con síntomas como vómitos, fiebre, dolor abdominal, náuseas e, incluso, los casos más extremos, deshidratación, aunque estos últimos en mucho menor medida.

Según confirmó a TiempoSur la directora ejecutiva del HRRG, Laura Beveraggi, “se trata de rotavirus o ARN, son dos virus que tienen un pasaje por vía respiratoria, se aloja unos días en el intestino, trata de reproducirse y va a diarrea”. El contagio puede producirse por contacto con otros niños enfermos a través de la comida, manos, agua u objetos contaminados, o también a través de juguetes o los picaportes de las puertas.

Beveraggi recalcó que las familias deben “cuidar que los chicos no se deshidraten, que se alimenten bien durante unos días con una dieta especial, y que se mantengan o no sigan en reuniones con grupos de niños, o lugares donde haya mucha gente, porque le baja mucho las defensas y facilita que se contagien con otras cosas”.

La doctora remarcó que durante este periodo será fundamental la hidratación de los pacientes, e incluso habrá que llevar adelante, por varios días, una dieta protectora. La dieta de protección gástrica, también llamada “dieta blanda”, es aquella que deben seguir los pacientes con enfermedades que afectan el tubo digestivo o tras una intervención quirúrgica que haya afectado al estómago. Se trata de una dieta con un objetivo claro: facilitar la digestión.

En este sentido, la Directora del hospital capitalino explicó que “esta alimentación es indispensable para lograr que se desinflame el intestino lo más pronto posible, pero en sí es un virus auto limitado. En algunos chicos de bajas defensas puede ser un poco más complejo y necesitan hidratación con suero, pero la mayoría andan bien”.

Temas
COMENTÁ