Tercera ola en Argentina

Caída de contagios, que serían el triple de los oficiales, y con aumento de ocupación de camas

Carina Balasini, médica intensivista, oncóloga e integrante de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, señaló que esto se debe a un cambio en los criterios de testeos, y advirtió que la positividad no disminuyó. Para la SATI, el porcentaje de ocupación de camas se mantuvo constante en la mayoría de las provincias con excepción de Santa Cruz , San Juan, Santiago del Estero y San Luis en donde se observó un incremento.

El problema es que los pacientes están mucho tiempo internados, algunos 15 días y otros un mes o dos meses
El problema es que los pacientes están mucho tiempo internados, algunos 15 días y otros un mes o dos meses
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los casos han bajado en todo el país, aunque para Carina Balasini, médica intensivista, oncóloga e integrante de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, esto se debe en parte a los cambios en los criterios de testeos.

"Creemos que faltan más testeos, ya que se tomó una decisión epidemiológica en donde se testea solo a algunos grupos con síntomas, como los mayores de 60 años y embarazadas", precisó la profesional.

La merma de casos, como publicó TiempoSur, fue notoria en Santa Cruz. Desde la semana del 2 al 15 de enero, de acuerdo a datos oficiales del ministerio de Salud, hubo 17.372 contagios; aunque del 16 al 29, fueron 6509 las personas infectadas.

"Hay una caída en los casos, pero creo que es porque se dejó de testar a este grupo”, abundó, y resalto que el Índice de Positividad, es decir, la relación hisopados y positivos, sigue siendo del 47% a nivel nacional. En Santa Cruz, era ese porcentaje, y bajó levemente. "Eso significa que faltan más testeos", añadió.

Pero la ocupación de camas UTI o se mantiene igual o aumentó. Esto también sucedió en Santa Cruz.  

"El problema es que los pacientes están mucho tiempo internados, algunos 15 días y otros un mes o dos meses, y por eso cuando se ocupa la cama, lo hace por un tiempo importante, y por eso es posible que la ocupación no vaya bajar, si bajan los casos", expuso la médica del Hospital Pirovano y San Martín.

Las internaciones actuales son los infectados a comienzo del año, por eso el incremento.

Pero entonces ¿cuándo bajarán las camas de de terapia intensiva? Será cuando transcurran, aproximadamente, un mes desde la caída general de contagios, analizó la especialista, pero aclaró que con la variante Ómicron, "se va aprendiendo todos los días un poco".

"También creemos que una gran cantidad de personas fueron positivos y no se enteraron porque fueron asintomáticos, porque si se testeara a todos, tendríamos el cuádruple de contagios de los que tenemos", precisó.

Sobre si esta tercera ola decae de manera rápida o lenta, fue otro punto advertido por los expertos que asesoran al gobierno nacional. Si la caída es más lenta, alcanzará al mes de marzo, cuando inicie e las clases en todo el país (motivo por el cual los gobiernos nacionales y provinciales propician la vacunación de menores de 18 años, grupo etario que en Santa Cruz cuenta solo con la mitad de vacunados).

"Es posible que para marzo una buena cantidad de personas ya hayan tenido contacto con el virus, pero será lo mismo que antes y tendrán que cuidarse extremando el uso de barbijos, ventilar las aulas y estar distanciados algo que es difícil en un aula, pero bueno en estos dos años de pandemias que transitamos hemos aprendido bastante, porque debemos convivir con esto, porque sino, no habrá nunca clases", precisó.

 

CUARTA DOSIS

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, dijo que analizan la aplicación de una cuarta dosis, que Chile e Israel comenzarán aplicar en días, ya que ambos países fueron los primeros en comenzar la vacunación.

"Se tiene que terminar de vacunar con la tercera dosis y posiblemente al cuarto mes, reciban una nueva dosis. En esto vamos aprendiendo y copiando lo que hacen otros países, que empezaron antes con la vacunación para ver qué camino tomar, por eso la cuarta dosis es una opción", aseveró.

 

SATI

Según el relevamiento de ocupación de UTI Adultos realizado por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva entre el 13 y 25 de enero, se registró un incremento en la ocupación total de camas del

68% al 85%, a expensas de pacientes COVID-19 positivos, registrándose un aumento de este grupo del 4% a 34%, pero con una menor pendiente de la curva en las últimas semanas.

Así, del total de los pacientes 52% tenían vacunación incompleta o nula, de los pacientes en ARM el 32% registro vacunación completa, mientras que un 68% tenía vacunación incompleta o nula.

El porcentaje de ocupación de Covid-19 positivas se mantuvo constante en la mayoría de las provincias con excepción de Santa Cruz, San Juan, Santiago del Estero y San Luis donde se observa un incremento.

En las provincias de Chubut y Córdoba se observa un descenso del 45% a 36%, y 41% a 36%, respectivamente.

En las conclusiones del informe, señalaron que existe un menor incremento de ocupación de camas UTI adultos a expensas de pacientes COVID-19 positivos. Manteniéndose un número constante elevado de ocupación de camas totales.

El significativo número de camas cerradas se mantiene constante, ya que en las UTIA se observa que 139 (8%) de las camas están cerradas por falta de recurso humano, mientras que en UTIP solo en un 2%.

Entre los fallecidos hay una elevada prevalencia de comorbilidades, podemos inferir un efecto de sinergia con el hecho de no estar vacunados o una vacunación incompleta entre los fallecidos.

COMENTÁ