Salud

Avanza la vacunación a personas mayores de 50 años

La campaña nacional de vacunación avanza en la ciudad, ya que además de responder a la demanda de mayores de 18 años con enfermedades severas, se ha iniciado la etapa de inoculación para personas de 50 años en adelante, lo que le da la posibilidad a un importante grupo de vecinos.

Avanza la vacunación a personas mayores de 50 años
Avanza la vacunación a personas mayores de 50 años
COMPARTÍ ESTA NOTA

Hoy transitaron por el gimnasio 17 de Octubre, donde funciona el Vacunatorio Municipal, más de 200 personas que accedieron al turno a través de la página oficial del Ministerio de Salud de la Provincia Vacunar para Prevenir.

La mejor alternativa

Gabriel Peralta, de 52 años manifestó su alegría tras recibir la primera dosis. “Estaba esperando este momento, tratando de controlar las ansiedades que genera la realidad y las noticias que se están escuchando. Uno quiere obtener cuanto antes la vacuna, por lo que estoy muy contento. Fueron varios meses de espera, pero estuvimos bien”.

Contó que atravesó este año de pandemia de una forma bastante particular, deseando volver a la normalidad. “Con mucha ansiedad, temor, tratando de hacer las actividades de todos los días, con la familia, respetando a ultranza las indicaciones y esperando que esto se termine cuanto antes”. Consideró que la mejor alternativa para parar los contagios es la vacuna: “Es lo más saludable. Respeto que haya gente que no se quiera vacunar, pero a título personal la vacuna no nos hace mal, por el contrario, vamos a estar protegido. Es la mejor alternativa para combatir el virus”.

Pensar en los mayores

Tras ser vacunado, Fernando Aguilante, de 55 años, trabaja en una carnicería. Resaltó que “era algo que esperaba. Mis hijas me sacaron el turno, no creí que iba a ser tan pronto, por lo que estoy contento”, dijo con alivio ya que su familia fue afectada por el covid.

“Estuve bastante complicado, en octubre me contagié y contagié a toda mi familia. Me preocupé principalmente por los mayores, aquellos que son más grandes que uno y que corren más riesgos. Uno piensa por ellos y se preocupa. Afortunadamente no tuve que estar internado, pero estuvimos más de un mes encerrados porque nos fuimos agarrando de a uno el virus”.

Señaló que “estar vacunados nos da tranquilidad, principalmente en el trabajo, donde la mayoría de mis compañeros son mayores y ya han podido recibir la dosis de la vacuna. Hay que cuidarse mucho, porque uno en el momento no lo piensa, pero cuando lo tiene y contagia a un ser querido recién entra en conciencia de los peligros que produce. Muchas veces uno se junta con otros y no lo piense, principalmente la juventud. Si no pensamos en los mayores, después son los lamentos”.

Confianza y esperanza

Otro vecino que en la jornada recibió la primera dosis fue Miguel Avendaño, de 54 años. Dijo que “estar vacunado es una esperanza, tener un poco más de seguridad para circular y recuperar la vida social nuevamente”.

El vecino es artesano y trabaja en la calle. Durante la cuarentena vio afectada su producción, pero “afortunadamente ya trabajamos normalmente”.

“La cuarentena la pasamos bien, por suerte no nos contagiamos. Tenemos que tener esperanza y confianza de que la vacuna llegue a todos”, concluyó.

Tomar conciencia

Lidia Fernández, de 55 años, también estuvo hoy en el Vacunatorio Municipal. “Es un placer poder acceder a la primera dosis de la vacuna, contenta por la atención. La pandemia estuvimos bastante complicados, el encierro fue algo que nos puso mal y no tener acceso a los familiares directos. Hubo pérdidas y eso nos afectó mucho”, contó con pesar.

“Por eso, a la gente le pido que se cuide mucho, que tomemos conciencia. Si bien parece un absurdo repetirlo tantas veces, es necesario ser responsables. Yo estuve nueve meses encerrada y no me contagié, tomando todas las precauciones. Esa es la única manera. Ahora estoy más esperanzada por acceder a la vacuna y esperando que llegue pronto la segunda dosis”.

Es un gesto de responsabilidad

Juan Bontempo, de 51 años, hoy recibió la primera dosis de la vacuna. “Es una gran alegría y sobre todo luego de un año y medio tan difícil para todos. También es una responsabilidad que debemos asumir. Ha sido un periodo difícil como para todos, perder amigos, ver gente querida enferma, incluso mis padres que se cuidaron mucho lo atravesaron con mucho sufrimiento. Todos la hemos pasado mal, pero ahora tenemos la esperanza con la vacuna”, añadió.

Reflexionó: “hay que tenerle miedo al virus y no a la vacuna. Hay que hacerlo, no solo por uno sino por los seres queridos, por la familia. Me parece que vacunarse es un gesto de responsabilidad”.

COMENTÁ