28 de Noviembre

Una pala, carteles, bombos e insultos: el “bizarro” suceso en el Concejo Deliberante

El Intendente de 28 de Noviembre, Fernando Españón acudió con empleados municipales al HCD, aunque se presentó luego de finalizada la sesión extraordinaria en la que iba a ser interpelado con un temario de 60 puntos.

Españón en el HCD. Una municipal les dejo una pala a los ediles. (Foto: captura de transmisión e Multimedios El Socavón).
Españón en el HCD. Una municipal les dejo una pala a los ediles. (Foto: captura de transmisión e Multimedios El Socavón).
COMPARTÍ ESTA NOTA

A dos días del aniversario de 28 de Noviembre, la pequeña comuna añadió un nuevo capítulo (poco agradable) a la dura disputa política (e institucional, que es lo más grave) que existe entre el Intendente Fernando Españón y el cuerpo de Concejales.

El jefe comunal había sido citado para presentarse el viernes a las 9 de la mañana luego de que los cinco ediles aprobaron en sesión extraordinaria el miércoles, una interpelación para que conteste un temario con 60 puntos.

Dentro de las consultas de los ediles, que incluían detalles sobre gastos, básicamente tenía el objetivo de conocer los Decretos y rendición de cuentas en todo aspecto desde que Españón asumió en diciembre de 2019.

Con un contexto en el cual el Intendente y ediles se acusaron mutuamente de ser “antidemocráticos”, con carta a la Gobernadora y pedido de citación de parte de los ediles, y comunicado a la comunidad, en el otro lado; el resultado de esta visita al legislativo comunal no extrañó.

Los ediles comenzaron la sesión extraordinaria, aguardaron 30 minutos, y Españón no se presentó. A los minutos, el Intendente llegó acompañado por sus secretarios, pero también de un grupo de municipales que lo apoyaban.

Una de ellas llevaba un cartel con el escrito: “Necesitamos concejales que trabajen”; y otra trabajadora, llevó una pala.

Españón leyó un escrito durante aproximadamente cinco minutos, en medio de arengas a su favor y reclamos de empleados que asemejaban una tribuna.

En la lectura, en medio de bombos y gritos, detalló una serie de gestiones en su mandato, pero que no contestaba el extenso temario.

“Señores Concejales, acá está toda la documentación respaldatoria…” les dijo a los concejales, aunque la frase que continuaba no se terminó de escuchar.

El Intendente se retiró, y uno de sus funcionarios entregó los papeles antes mencionados. Hubo una disputa con la abogada del HCD, que se negaba a recibir la nota, ya que –explicó luego- debía corroborar que lo allí detallado, coincidía con los papeles entregados.

La discusión duró algunos minutos en el medio de gritos, abucheos y reclamos a los ediles a los que les gritaron “manga de vagos”, entre otros insultos.

“Se trajo documentación fuera de la sesión, y no sabemos si responde a la interpelación”, explicó al multimedio El Socavón que transmitió en vivo por la red social todo lo sucedido.

“La nota de ellos detalla documentación, que no sabemos si eso que detallan están dentro de lo que trajeron. Por eso queríamos comparar su nota con la documentación para darle ingreso al Concejo Deliberante”, añadió la letrada.

“La verdad, esto fue muy bizarro”, fue lo primero que dijo el presidente del HCD, Lucas Cerezo cuando fue consultado por el cronista.

“Nadie vino al momento de la interpelación, pero vinieron con compañeros a decir nada, no trajeron nada, ningún decreto de nada, ni ninguna promulgación, ni (detalles de) gastos”, indicó, y graficó que lo que pasó fue “una manifestación política de parte del Intendente”.

Cerezo aclaró que el jefe comunal no respondió ningún ítem y que luego de dos años de gestión “trajo una cantidad insignificante de hojas”.

“Estoy sorprendido porque no dio explicaciones”, remarcó, y apuntó que el momento “tenso” lo soportaron “nuestras compañeras”

“Tiene (Españón) esa forma de hacer política, con agravios y violencia, él y su gabinete. Nosotros respetuosamente escuchamos, no objetamos nada porque eso es en otro omento y lugar. Espero que reflexione y recapacite”, agregó el edil.

En diálogo con TiempoSur, Cerezo añadió que Españón hizo un “monologo” y se fue. “Lo hizo con un atropello y de una forma patotera, porque se expresaron con faltas de respeto, tanto hacia la abogada como a los ediles. Es preocupante, somos un pueblo chuco y nos conocemos todos, y esto no ha pasado nunca”, expresó.

Los ediles no saben si adoptarán alguna medida o “qué camino tomaremos”. “Nos debemos una reunión, poner blanco sobre negro y ver qué vamos a hacer”, analizó.

Lo que sí espera, es reunirse con la mandataria provincial, pedido que fue efectuado, días antes de las elecciones generales.

“En algún momento creo que nos van a recibir. Pero hemos tenido algún acercamiento porque me han llamado de la provincia y me han escuchado”, contó.

Cerezo mantuvo charlas con el ministro de Gobierno, Leandro Zuliani. Al funcionario ya le había comunicado en otra oportunidad   que el Ejecutivo municipal no envía los fondos para que funcione el cuerpo de ediles, lo que incluye el sueldo de algunos empelado de carrera del recinto.

“Leandro Zuliani ha tenido la amabilidad de bancarse mi oratoria. Eso me deja tranquilo porque sentíamos que peleábamos sin respaldo político”, recordó.

Ayer, desde las 14 en el Campo de Doma, con una grilla que abarca desde humoristas hasta números musicales de todos los estilos, comienzan los festejos por el 62° Aniversario.

COMENTÁ