Argentina

Trabajo dictó la conciliación obligatoria y la UTA levantó el paro

La cartera laboral intimó a la organización sindical a levantar la medida de fuerza que había declarado en todos los servicios de transporte de colectivos de corta y media distancia.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El Ministerio de Trabajo dictó este martes la conciliación obligatoria por 15 días entre la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) y las cámaras del transporte de pasajeros que se desempeñan en el Área Metropolitana de Buenos aires (AMBA), y el gremio anunció el levantamiento de la medida de fuerza cuyo inicio estaba anunciado para esta noche.

Mario Calegari, secretario de prensa de la UTA, informó a Télam que esa organización gremial -que representa a los choferes de colectivos de todo el país- "acatará por 15 días la decisión del Ministerio de Trabajo".

"Vamos acatar la conciliación obligatoria y vamos a discutir nuestros reclamos en la reunión que nos convoca para el jueves el Ministerio de Trabajo. Para nosotros es importante que esta conciliación es para todos (los trabajadores conductores de pasajeros) el país", destacó el vocero de la UTA.

 

Minutos después de las 11, la cartera laboral intimó a la organización sindical a levantar la medida de fuerza que había declarado a partir de las 22 de esta noche, y que iba a extenderse hasta mañana a las 6 en todos los servicios de transporte de colectivos de corta y media distancia en reclamo de la reapertura de las paritarias.

Así lo dispuso la cartera laboral -que encabeza Claudio Moroni- mediante la Disposición 3729/2022 en la cual se encuadra el conflicto en la Ley N° 14.786 y especifica, en sus considerandos, que "resulta necesario disponer las medidas pertinentes para promover una solución pacífica y legal al conflicto planteado".

"En circunstancias como la presente, debe otorgarse especial consideración al interés general como principio rector de las relaciones desarrolladas en la materia y por cuya protección esta administración debe velar", plantea la cartera laboral en la norma.

COMENTÁ