Trabajo desde Zona Norte

Steffy Grant

Stefany Grant es una deseadense de 33 años (25-10-1987) que tuvo la posibilidad de estudiar en los Estados Unidos, más precisamente en la Universidad de Virginia. ‘’Siempre supe que iba a volver a mi ciudad porque es mi lugar en el mundo. Volví después de terminar mi carrera universitaria para devolverle un poco de todo lo que me ha dado’’. Hija de mamá empleada y padre agricultor comenzó el terciario en Caleta Olivia y luego de rendir unos exámenes, partió al gran gigante del norte (USA).  Profesora de inglés, pudo quedarse en el extranjero con propuesta de trabajo;  pesaron más los afectos, “tengo mi gente, mi familia, la gente del pueblo, acá me conozco a todos, y todos me conocen a mí”.

Steffy Grant.
Steffy Grant.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Con apenas unas semanas de haberse hecho cargo de la oficina deseadense ya empezó a recibir mensajes “anónimos” e intimidatorios. Fue la propia funcionaria quien contó a través de su perfil de Facebook lo que le había sucedido. Allí Grant manifestó que estando en Caleta Olivia, ciudad a la cual había viajado para despedir a un familiar, empezó a recepcionar mensajes desde una cuenta de Facebook con identidad falsa.

“El día sábado tuve la tristeza de despedir mi abuela en la localidad de Caleta Olivia, con todo el dolor que genera perder un ser querido. En el mismo momento que la despedía me encontré con la situación de recibir un mensaje de un Facebook con una identidad falsa, amenazándome para que desistiera de ocupar el cargo donde me desempeño hace algunas semanas”, contó la funcionaria.

La Directora de Trabajo aclaró que el cargo que ostenta estaba creado desde hace varios años y que ella había aceptado el mismo porque quiere “aportar desde mi lugar y función lo que pueda a mi localidad. Entiendo y sé que hay gente que le pueda ser de su agrado o no que yo esté ahí, y cualquier tipo de crítica puede ser aceptada, como es mi forma de trabajar hace mucho tiempo en los lugares que me desempeñé” y agregó: “Lo que no puedo tolerar bajo ningún punto es la amenaza. La cobardía de escudarse atrás de un Facebook para dañar, lastimar y causar miedo ante lo más valioso que tenemos, que son nuestros hijos”.

En tanto aclaró que realizó todo lo que corresponde hacer ante este tipo de situaciones para que sea investigado. Dolida finalizó: “Más allá de ello, lo que me duele es que siendo de mi querido Puerto Deseado, lugar al que volví después de estudiar, porque siempre lo elegí, es saber que convivimos con gente tan deshonesta, que por suerte son pocos… Pero demuestran lo peor de sí”.

Por último agradeció a toda la gente que se solidarizó ante esta aberrante situación, “sé y siento más allá de este cargo, que no estoy sola".

Su posteo estuvo acompañado de los duros mensajes que le dejaron en señal de amenaza.

 

Su labor

Zona de pioneros, en su caso escoceses. El Deseado es una región fundamental para la economía santacruceña. El litoral pesquero es fructífero. Las mineras canadienses se posaron sobre el macizo para explotar oro y plata. La ganadería es significativa en la región. Trabajo hay, y mucho, y la necesidad de mano de obra ha acercado en la última década a inmigrantes de todo el país, y de regiones limítrofes. Surgen conflictos, reacomodamientos, luchas por derechos, paritarias y todas las cuestiones deben ser atendidas por un Estado que de las respuestas lógicas y necesarias para un equilibrio entre la generación de divisas, la fortaleza de las finanzas públicas y por sobre todo, el bienestar de la mano de obra.

 

Llegada a la política

Los primeros pasos de Stefany Grant en la política los dio en el ámbito gremial donde le tocó ser delegada en el sindicato SEAMARA de apuntadores y también sin cargo alguno desarrollando trabajo social en su querido Puerto Deseado. En varias oportunidades la invitaron a participar de la política partidaria y siempre eligió mantenerse al margen hasta que en una reunión Teodoro “Lalo” Camino le hizo ver la importancia de participar en política, entendiéndola como una herramienta de transformación social. A partir de ese día, todo fue distinto y empezó a sentir que tenía que involucrarse y participar activamente. 2021 la encuentra en diálogo permanente con referentes sociales y diversos actores de su región, con el objetivo de comenzar a armar la agrupación Opción Peronista, espacio nacido en Río Gallegos y que de a poco se va construyendo en distintas localidades de la provincia. Siente orgullo de formar parte de la estructura de conducción territorial que va plantando semillas desde el liderazgo de Pablo González (hoy presidente de YPF) y el Ministro Camino.

 

Visión del trabajo

‘’Mi gestión apunta a que en la provincia se implemente, en la mayor cantidad posible el 70-30. Y que también se vaya ampliando la equidad en cuanto a la incorporación de mujeres en distintos trabajos. Con respecto a los trabajadores, en el día a día, creo que es importante profundizar en la reivindicación de los derechos de la gente, en cualquier ámbito laboral. Sabemos que estamos siendo un lugar donde los trabajadores y trabajadoras va a buscar una respuesta, por eso la gran cantidad de personas diariamente, a las cuales asesoramos, guiamos y ponemos en marcha los mecanismos para hacer valer sus derechos’’. El cronista, recorriendo Deseado, charlando con la fuerza laboral dependiente del puerto, recoge el siguiente testimonio: ‘’Sentimos que Stefy tiene puesta la camiseta de los laburantes; para otros es más fácil sentarse del lado de la mesa de las empresas. Si sigue por este camino, tiene nuestro respeto y apoyo’’.

 

Ministerio en el terreno

Se ha empezado a notar un cambio de paradigma importante. La imagen a través de las acciones toman un tenor distinto, una presencia diferente, a la cual se la asociaba antaño, de oficinas semivacías, poco movimiento, poca vida.

El trabajador va sintiendo como propio ese espacio, lo visita regularmente, lo camina, se siente escuchado. ‘’Las gestiones se encaran con dinamismo, hay recursos humanos para poder atender a lo que más lo necesitamos. Con los compañeros, tanto los nacidos y criados como los que hemos venido a pelearla, vamos notando respuestas. Las inspecciones se hacen sin ninguna distinción. La gestión de la directora claramente es en pos de los trabajadores, por eso empieza a tener una aceptación’’, nos dice Gastón, que llegó desde el norte hace más de una década, seducido tanto como sus hermanos  por las posibilidades laborales del puerto, y más recientemente, la mano de obra que va captando el sector minero. Viven cerca del Corralón municipal, en una casa levantada por sus propias manos, y a las ganas de salir adelante se le suma la necesidad de sentirse representados más allá de lo gremial, por funcionarios que los asesoren.

 

Una mujer en el ámbito del trabajo

’Desde las bases, desde el sacrificio, al no ser una familia de grandes recursos, ya desde el momento de irme a estudiar todo me costó el doble, terminé la carrera en Estados Unidos trabajando y estudiando, el estar siempre con la  gente, me hizo tener una visión distinta a otros, y por eso mi pelea continua para con las personas que la están luchando. Tener esa empatía y aceptación en Deseado, fue formando lo que soy. En Norteamérica viví una experiencia única, estudié en la Universidad de Virginia, y tuve que acostumbrarme a nuevas culturas, pero de igual manera siempre supe que iba a volver a mi ciudad, a mi lugar en el mundo, más allá de que me ofrecieron quedarme allá y hacer la ciudadanía’’, le cuenta la joven funcionaria a TiempoSur.

‘’La propuesta de sumarme a la Administración Pública fue en el medio de mi mandato sindical, donde fui la única mujer en la operatoria del puerto y la única en ocupar un cargo en un Sindicato QUE NO ES POCA COSA. Lalo Camino tuvo una gran influencia en mí, ya que por mi parte quería aportar cambios y de la única manera que se podía era desde adentro. A futuro quiero seguir apostando a mi localidad, desde el lugar que me toque ocupar, porque más allá del cargo que tengo hoy, siempre estuve relacionada con lo social, con los jóvenes a través de los grupos de oratorios. Como también en el Hogar de Ancianos, antes de la pandemia, durante 8 años estuvimos haciendo la Colonia de Vacaciones para los abuelos, donde íbamos al hogar a jugar con ellos, hacer gym, etc. Todo lo que hice desde lo social fue de manera gratuita, nunca cobré nada, y tampoco era funcionaria’’. A Stefy Grant se le iluminan los ojos al hablar de su terruño, su pertenencia, su ciudad de Puerto Deseado.

 

De dónde venimos, a dónde vamos

‘’Creo que tenemos que capacitar cada vez más a la gente, para poder darle forma técnica al cumplimiento del 70-30. Con herramientas podemos insertar más a nuestra gente de cara a la inserción laboral, y así estar más preparados para las inversiones que vienen a crear puestos de trabajo. A pesar de los patéticos años de Macri, y estos de pandemia, nuestra provincia jamás dejó de tener mesas paritarias. Tenemos una Santa Cruz muy rica en recursos, donde la capacitación y la formación es fundamental para generar mano de obra calificada’’. Cierra la charla la joven dirigente deseadense, y al cronista le queda la sensación de que pueden quedarse horas hablando de trabajo en Santa Cruz, la pasión que motoriza los actos de Stefy Grant.

Son necesarios los jóvenes que se pongan al frente de la construcción de las próximas décadas en nuestra provincia. Que no elijan salir a la primera posibilidad laboral, que quieran su terruño como para comprometerse a hacerlo cada vez más grande. Son ejemplos de pertenencia que no deben ser dejados de lado, y reproducidos. Capacitados, estudiados, leídos, como para poder sentarse a dialogar con las numerosas empresas foráneas que invierten en Santa Cruz, y sepan claramente qué derechos deben defender, qué intereses deben cuidar.

COMENTÁ