Santa Cruz

SER suma adeptos: el “límite” es el kichnerismo y no convertirse en “levantamanos”

El partido volvió a diferenciarse del oficialismo. Reuniones “con todos” en Buenos Aires, incluido Máximo Kirchner. El armado para 2023 y la dura crítica al trabajo en la Legislatura provincial.

“Hay un desgaste en el oficialismo”.
“Hay un desgaste en el oficialismo”.
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Las declaraciones realizadas por el titular de la Administración General de Vialidad Provincial (AGVP), Mauricio Gómez Bull, son reprochables y políticamente incorrectas. Solo intentan confundir a la sociedad hablando de supuestas decisiones que podría tomar un partido político del que no es parte”. Así fue el inicio de un extenso texto que escribió Claudio Vidal, máximo referente de SER Santa Cruz, en el cual negó lo que el jefe de campaña del FdT, Mauricio Gómez Bull, afirmó a TiempoSur el día anterior, que la candidatura de Vidal y la salida de su partido del oficialismo semanas antes de las PASO,  fue una mera estrategia del kichnerismo para poder captar dos de las tres bancas en juego en las elecciones Generales celebradas el pasado 14 de noviembre.

Gómez Bull también afirmó que al ser una estrategia, Vidal apoyará en el Congreso al Gobierno nacional.

El partido del sindicalista petrolero cotiza en alta: fue el único que aumentó en casi 11 mil votos desde las Primarias a las Generales y dejó tercero al oficialismo.

Nosotros vamos por el medio, en medio de esta grieta estúpida que no deja que se trabajen los planteos que sean buenos para la provincia si proviene de la oposición o si provienen del Frente de Todos. Nosotros vamos a acompañar una mesa de trabajo que sea beneficiosa para el pueblo”, dijo el diputado Hernán Elorrieta (SER).

El legislador dejó en claro que no apoyarán proyectos “que te ordenen votar”, y se refirió –a modo de ejemplo- lo que sucedió en la Legislatura provincial con la aprobación de la prórroga para CGC, (crítica que comparten con Cambia Santa Cruz). “Pasó con CGC que quieren que apoyemos, con gente que ni siquiera estudió el proyecto. Esto ya nos pasó con SINOPEC”, marcó.

Se caería

Abundó que de ninguna manera forman parte de una estrategia del oficialismo y de hecho sostuvo que si así lo fuera, el espacio “se caería en 2023”, porque implicaría que SER retorne al FdT.

El partido no responde al kichnerismo -enfatizó- pero eso no significa que Vidal ya no haya mantenido encuentros con la cúpula del FdT, como con Máximo Kirchner.

Claudio se reunió con todos, no sé si con Larreta, pero estuvo con los Moyano, haciendo este planteo de trabajar en algo distinto y no con eso de que si sos de un lado o del otro, porque si no trabajamos en un proyecto para salir adelante, estamos complicados”, apuntó.

Mientras tanto, siguen sumando adeptos a sus filas. “En la última semana se sumará gente de distintos partidos y estamos trabajando para eso”, adelantó y sostuvo que quienes se acercan piden como condición “que el kichnerismo sea el límite”.

Se trata de espacios que no se definieron antes  debido a la cercanía de las elecciones –precisó- y que provienen “tanto del oficialismo como de la oposición”.

Hay un desgaste en el oficialismo y hay muchos planteos de gente sobre la forma de ordenar y manejarse en Diputados. No entendieron lo que pidió el pueblo en las elecciones, que es que se empiece a trabajar con una mesa más amplia y con consenso”, expuso.

El espacio busca seducir a diputados para que peguen el salto. Son legisladores que “no conciben esta manera de hacer política, que es que el Ejecutivo se imponga en la Legislatura, con proyectos que te piden que apoyes, y es si o no, y eso es una falta de respeto”.

En decir, los proyectos no son debatidos y se aprueban solo por haber sido enviados desde el Ejecutivo “por lo que terminas siendo un levantamanos y de eso la gente está cansada”.

Con límites

La diferencia con 2019, cuando el propio Vidal fue candidato a gobernador dentro el FdT y comenzaba su espacio político, es que ahora él sólo mueve un caudal de votos muy importante para 2023. Si dentro de dos años ese caudal se mantiene, baja o aumenta, es por ahora, otro tema, pero lo cierto es que en una Ley de Lemas, sistema por ahora vigente, no se puede afirmar si le será suficiente jugar sólo la gobernación.

Se hablará con el partido y vamos a ver el consenso”, remarcó. Lo cierto es que el “armado” ya comenzó y no descartan nada y eso incluye ir con Cambia, sector que seguirá de cerca cómo vota Vidal en el Congreso.  

“Hay charlas. Pero sería muy desprolijo decir qué estamos haciendo, pero no descartamos un armado con proyección, para no ser oposición únicamente, sino construir y cambiar una realidad que no es favorable para el pueblo. No descartamos nada, el límite es el kichnerismo, hoy. Si esto no fuera así, SER no seguiría, no tendría lógica”, recalcó.

COMENTÁ