Camino a noviembre

Santa Cruz: El partido va por el voto "bronca" y los más de 10 mil votos nulos

El ahora candidato del Frente de Izquierda, Nicolás Gutiérrez, dijo que para noviembre esperan mantener el 8% de votos o superarlo.

Nicolás Gutiérrez: Competimos contra poderes muy grandes.
Nicolás Gutiérrez: Competimos contra poderes muy grandes.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Según publicó Télam, el candidato a Diputado Nacional del Frente de Izquierda Unidad (FIT-U) por la provincia de Buenos Aires, Nicolás Del Caño, reiteró que las PASO del domingo último confirmaron como "tercera fuerza" a su espacio y destacó que la coalición tuvo la mejor performance de la última década.

"Fue una elección muy buena a nivel nacional y nos marca como la tercera fuerza, fue la mejor PASO en los últimos 10 años”, marcó Del Caño.

El dirigente de Izquierda ponderó también los resultados del espacio en la provincia de Jujuy, donde el frente alcanzó el 23% de los votos; en Chubut, con "una campaña vinculada al pueblo trabajador que salió a la calle a pelear contra la mega minería", y en Neuquén, "con el 11%" de los sufragios tras el acompañamiento del FIT "los 60 días de lucha" de los trabajadores de la salud.

En Santa Cruz, la elección de este frente, que se sometió a internas abiertas con dos listas, logró un 8% con más de 12 mil sufragios. No fue una cifra baja, pero tampoco fue la más alta, aunque mejoró muchísimo desde las PASO de 2019, cuando obtuvo solo 4%, con 4800 sufragios.

Un detalle no menor es que quien lideró la lista fue una renovación para la Izquierda. Nicolás Gutiérrez es desocupado y estudiante del IPES.

Como publicó TiempoSur, la empresa en la cual trabajó durante nueve años cerró hace dos meses. Desde que se quedó sin trabajo comenzó a militar en Polo Obrero, en donde se convirtió en delegado juvenil. Inició sus estudios en el IPES, en el Profesorado de Lengua y Literatura (cursa el tercer año).

Durante la pandemia, se sumó a un nuevo reclamo: La falta de conectividad de estudiantes, ya sea por no poder pagarla o no contar con los dispositivos, tanto en el ámbito secundario, terciario y universitario.

"No es la mejor elección del frente de Izquierda, como la de 2011 o del 2013 cuando llegamos a los 11 puntos, pero es una buena elección para poder posicionarnos como una opción para la clase trabajadora", sostuvo a TiempoSur.

Gutiérrez era solo conocido en su localidad, Caleta Olivia, por lo que analizó que la campaña electoral tuvo llegada a pesar de no haber podido visitar algunas localidades. 

"Cuesta cuando hay nuevos referentes, pero fue excelente. La idea ahora es que con la lista unificada podamos llegar a los dos dígitos en noviembre", precisó.

Para esto, reforzarán su trabajo en localidades a las cuales "no pudimos llegar". "No nos fue bien en Puerto Santa Cruz, Piedra Buena, Los Antiguos, que no pudimos ir, y se vio reflejado en los votos", detalló.

 

-TS:¿Fueron votos "bronca" los que obtuvieron o legítimos?

Gutiérrez: Esto fue para toda la oposición, no solo para la Izquierda, y por eso fue tan evidente el voto nulo, con más de 10 mil en la provincia.

En las últimas semanas, lo veníamos viendo en las recorridas que hicimos, que había una intención de la población del voto nulo o de no ir a votar. Fue por eso que hicimos mucho hincapié en que la bronca se canalice en la Izquierda y es algo que seguiremos captando, así como el voto nulo.

 

-¿Sería una victoria lograr votos con dos dígitos?

Una victoria sería lograr la tercera banca.

Pero es una victoria haber superado las PASO, aunque no queríamos competir entre nosotros, fue algo que no queríamos que suceda, pero sucedió.

Para noviembre, esperamos mantener el 8% o superarlo y representar a la clase trabajadora de la provincia.

Estamos postulando caras nuevas y es importante mantener ese margen en las elecciones. El 2019 fue un retroceso para la Izquierda, por eso es bueno haber llegado hasta acá y poder superarlo.

 

-¿Por qué no han podido llegar al electorado de manera más masiva?

Competimos contra poderes muy grandes y esta desigualdad se verá en noviembre. En las PASO superamos (en cantidad de votos) a la mayoría de las listas de "Cambia Santa Cruz". Y en noviembre, nos tocará competir contra un oficialismo que está hace más de 30 años, una oposición que tiene el apoyo de la derecha a nivel nacional; y contra el Secretario General del sindicato más grande de la provincia.

La Izquierda tiene menos recursos para ir a una pelea en una campaña electoral, porque depende de los aportes de trabajadores y por eso es muy complicado a la hora de dar batalla; las posibilidades son desiguales. No nos sirve hacer alianza con los partidos políticos, traicionando la coherencia que mantuvimos, con tal de llegar al poder. Esto debe ser paso a paso, de manera paulatina, pero no estancarnos ni retroceder.

 

-El ojo lo ponen en 2023. (Ya han logrado obtener dos bancas de concejales en Perito Moreno y Gobernador Gregores).

La postura que tomamos es reforzar más la organización del frente de Izquierda y reforzar la campaña antes de noviembre. Pudimos fundar el Polo Obrero en El Calafate y otras localidades. Nos sirve mucho para mostrar que el frente de Izquierda está presente y continuar peleando al oficialismo, servil al FMI, pero después de las elecciones continuaremos con la lucha, como antes de las elecciones.

Nos sirve para que de cara al 2023 estemos mucho mejor posicionados en un incremento que evidentemente será a nivel nacional.

COMENTÁ