Sociedad

Reprogramación de vuelos por paro de controladores aéreos: "Estamos cuidando a pasajeros"

Un centenar de vuelos de Aerolíneas Argentinas fue reprogramado a raíz de la medida de fuerza que realizan desde hoy los controladores aéreos nucleados en la Asociación de Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (Apetsa), cuestionada desde el sector turístico porque afecta el movimiento de los pasajeros en plena temporada.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Los controladores nucleados en ese gremio anunciaron que, desde hoy, "retomarán de manera progresiva las medidas legítimas de acción gremial que incluirán la suspensión de las autorizaciones de despegue de vuelos comerciales, carga y aviación en general en todo el territorio nacional".

Ante esa situación, Aerolíneas Argentinas anunció la reprogramación de un 101 salidas, en principio con una afectación no mayor a las 2 horas.

Esta situación alcanza a más de 12.000 pasajeros que están siendo notificados a través del correo electrónico que hayan registrado en la reserva.

En ese marco, Aerolíneas informó que las salidas de la compañía "podrán verse afectados por eventuales reprogramaciones en los días sucesivos" a la medida de fuerza.

Los vuelos reprogramados son principalmente de la red doméstica y afecta 40 salidas desde aeroparque metropolitano Jorge Newbery, 4 salidas desde el aeropuerto de Ezeiza y 57 vuelos desde el interior del país.

Por eso, se recomienda a los pasajeros chequear el estado de su vuelo a través de la web de la empresa.

También la empresa Flybondi informó que, ante las medidas de fuerza, debió reprogramar 15 vuelos para el día de hoy. Según precisó en un comunicado, las programaciones no son mayores a las dos horas de su horario original y afectan a más de 2780 pasajeros.

El conflicto

El secretario general de la Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (Atepsa), Jonatan Doino, dijo este viernes que las denuncias que desembocaron en esta medida de fuerza se remontan cuatro años atrás, sin tener respuesta de las autoridades.

"La semana pasada tuvimos un incidente en la Patagonia donde el espacio aéreo se quedó sin comunicación por 15 minutos y a los tres días se cayeron los radares del espacio de Resistencia", aseveró.

Y añadió: "Tenemos graves problemas en el Aeropuerto de Morón, en el de San Fernando. Tenemos un sistema de navegación colapsado".

En ese sentido,Doino explicó que el paro "excede lo salarial" y agregó: "Estamos reclamando mejores condiciones de la prestación del servicio, no vamos a cambiar seguridad por plata".

"Esto no es un paro, es una medida de acción sindical. Estamos cuidando a los pasajeros y vamos a seguir reclamando por esta situación", remarcó el gremialista.

Críticas desde Aerolíneas Argentinas

El presidente de la empresa, Pablo Ceriani, cuestionó "Las medidas de fuerza anunciadas por los controladores aéreos pertenecientes a Atepsa, en medio de esta exitosa temporada de verano".

"No sólo perjudican a miles de pasajeros sino también a toda la industria turística que espera la llegada de más visitantes", sostuvo.

El funcionario le pidió a los dirigentes gremiales "rever esta situación y dirimir sus internas sin afectar el tráfico aéreo, en el comienzo del primer año que se proyecta con cierta normalidad desde el comienzo de la pandemia".

Las críticas a la medida gremial llegaron también de parte de Aldo Elías, vicepresidente de la Cámara Argentina de Turismo, quien -esta mañana en declaraciones a radio La Red- dijo que el paro se da "en un momento en el que la actividad turística brinda su aporte a la economía del país con esta reactivación que viene de dos años muy difíciles".

"Este escenario afecta la previsibilidad y genera un sinnúmero de contratiempos y afecta no solo al turismo recreativo sino que el 60 por ciento que viaja lo hace por cuestiones médicas o de turismo", dijo.

También, la medida de fuerza fue criticada por la presidenta de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), Gabriela Logatto, quien cuestionó que se realice "en plena reactivación del sector aeronáutico", aunque subrayó que "la seguridad operacional está garantizada".

COMENTÁ