A nivel nacional

Proyecto para nuevo sistemas de residencias

Se trata del proyecto que busca reemplazar a la normativa que rige desde la dictadura. La iniciativa es una de las incluidas para el temario de sesiones extraordinarias.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

El Gobierno nacional envió, a través del Ministerio de Salud, un proyecto para la creación del nuevo sistema nacional de residencias en todo el país. Son 20 las provincias incluidas, entre ellas Santa Cruz, que son alcanzadas por la iniciativa de la cartera sanitaria. El proyecto será tratado en una de las sesiones extraordinarias que han sido convocadas por el ejecutivo. En Río Gallegos durante años el hospital ha tenido un fuerte trabajo residencia.

El nuevo proyecto, además de derogar una ley de la última dictadura militar, tiene como objetivo proporcionar formación humanística, profesional, científica y técnica en el más alto nivel, en servicio, para contribuir a la preservación del estado de salud, autonomía y bienestar de las personas y comunidades en las cuales viven, mediante la formación de personas responsables, respetuosas, con conciencia ética y solidaria, reflexivas, críticas, competentes en sus prácticas y capaces de mejorar la calidad de vida de las personas, aportando valor al tejido sistémico del campo de la salud.

Además, incorpora derechos y condiciones laborales dignas, horas máximas de guardias y descansos obligatorios, remuneración sujeta a normas laborales vigentes (licencias, normas de liquidación etc.), perspectiva de género y diversidad.

Asimismo, crea la Red de Referentes Jurisdiccionales para el Sistema Nacional de Residencias con un rol activo de monitoreo y reajuste del sistema y desarrolla el Observatorio del Sistema Nacional de Residencias, gestionado e integrado por residentes de todo el país.

 

El trabajo en 2022

El estado de los residentes ha sido un punto importante en la agenda durante el año 2022, por lo que se han llevado a cabo reuniones regulares con grupos de residentes para recopilar sus opiniones y experiencias. También se ha trabajado en colaboración con ministros, funcionarios y expertos técnicos en una comisión de recursos humanos del Consejo Federal de Salud, y se ha discutido con el Foro Argentino de Facultades y Escuelas Públicas de Medicina y con diferentes asociaciones y sociedades científicas.

“El Presidente de la Nación envió este proyecto a sesiones extraordinarias en una clara muestra de su compromiso con las y los residentes del país, que son la base fundamental del sistema de salud y han desempeñado un rol fundamental durante la pandemia”, remarcó la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, quien agregó que es importante que “el Congreso de la Nación pueda visibilizar la relevancia de avanzar en esta línea y que este proyecto de ley, que cuenta con un amplio consenso, pueda lograr su tratamiento”.

La titular de la cartera sanitaria nacional remarcó la trascendencia “de cambiar, de una vez por todas, una ley de la dictadura y trabajar en una normativa con una mirada democrática y superadora. Tener una concepción formativa y concebir a las y los residentes como sujetos de derechos es algo central”. En relación al trabajo conjunto, la ministra afirmó que “en poco tiempo se recorrió un camino muy importante con mucha participación federal”.

 

La actualidad

Hasta ahora sigue vigente la Ley 22.127 para el Sistema Nacional de Residencias sancionada por la Dictadura en 1979, bajo una realidad, contexto y necesidades socioculturales que no corresponden a los problemas sanitarios actuales, ni al compromiso democrático alcanzado desde hace casi ya 40 años.

Esta norma contiene definiciones que han permitido sostener un funcionamiento coercitivo y despojado de derechos laborales, académicos y por supuesto sin lugar para denuncias sobre violencias y/o aspectos relativos a la diversidad, inclusión y género. Además, la ley establece la figura de “beca anual” favoreciendo la precarización laboral y el abuso de excesivas horas de trabajo poniendo en riesgo la salud de las/os profesionales y los usuarios del sistema. En la misma línea, la antigua normativa permite el acceso a las residencias únicamente a graduados que tengan no más de cinco años de recibidos, mientras que la nueva ley elimina esta limitación.

 

COMENTÁ