Gremiales

Por la inflación: qué pidieron AMET y ADOSAC en la reunión de la subcomisión salarial

Los gremios de los educadores solicitaron adelantamiento de sumas que se iban a pagar en los próximos meses, pero además un aumento para el segundo semestre. Hoy percibirán sus salarios.        

Gustavo Basiglio, secretario General de AMET Santa Cruz.
Gustavo Basiglio, secretario General de AMET Santa Cruz.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por la escalada inflacionaria que vive el país, que se calcula entre un 75 y 80% para este 2022, los gremios docentes ADOSAC y AMET se reunieron ayer con el CPE, en lo que fue la primera reunión de la subcomisión salarial desde que las partes acordaron –salvo AMET- una suba del 61% para este año.

Ambas organizaciones unificaron el pedido, que consistió en el adelantamiento de los 2.500 pesos que en octubre se iban a incorporar al salario básico.

“Pedimos que se adelante y se incorpore ante de octubre y que sea cuanto antes”, destacó Gustavo Basiglio, secretario General de AMET Santa Cruz.

 

Según el dirigente, el CPE iba a trasladar el pedido al Ministerio de Economía, aunque la solicitud incluyó otros puntos.

“También pedimos la posibilidad del adelantamiento de lo acordado que fue para julio, septiembre y diciembre, y que se pague antes, además de que se incorpore algún otro incremento al salario docente hacia el segundo semestre de este año y principalmente, hacia el último cuatrimestre”, resaltó Basiglio.

El gremialista marcó que la inflación superará ampliamente el acuerdo del 61% inicial y recordó que “la Gobernadora dijo a principios de año que el sector docente no debe estar por debajo de la inflación”.

La reunión “no fue en vano”, consideró. “Tanto el Ejecutivo como los gremios estamos a la altura de la realidad, porque estamos los tres viendo la necesidad de dinero, por el costo de vida y poder llegar a fin de mes porque el poder adquisitivo se va perdiendo, con lo cual consideramos que prácticamente la negociación debe ser mes a mes”, advirtió.

Basiglio mencionó también que se estima que la inflación para junio sea como mínimo del 5%. “Nos entendieron y todas las partes que estábamos ahí coincidimos que no podemos perderle pisada a la inflación, ya que sube el dólar y se dispara todo”, recalcó.

Un docente ingresante percibe cerca de 66 mil pesos y con el aumento que cobrarán con el sueldo de julio, en el mes de agosto, alcanzarían los 69 mil.

“AMET pidió en la última paritaria que un docente ingresante no cobre menos de 100 mil pesos, no se logró, pero se logró un incremento que AMET rechazó y no estuvo conforme, pero al margen, la negociación  quedó abierta  y nos reunimos”.

Del encuentro –en el que les informaron que hoy percibían sus haberes- no se realizó un acta, como suele suceder, sino que cada gremio redactará un informe de la reunión.

Otro aumento que impactará es el Incentivo Docente, que alcanza los 5.900 pesos pero que Basiglio señaló que tendrá una suba debido a la discusión a nivel nacional.

 

ADMNISTRATIVO

El reclamo también fue administrativo. Como lo reclamó ADOSAC en otras oportunidades, AMET planteó que muchos docentes pasan demasiado tiempo en cobrar sus sueldos una vez que aceptan un cargo o toman horas cátedras. Esto sucede porque el circuito administrativo es “obsoleto”.

“Están tardando mucho tiempo en cobrar, hasta tres meses para pagarle a una persona que tomó horas” apuntó, e indicó que el CPE les comunicó que en el segundo semestre esperan poner en funcionamiento un nuevo programa. “El que tenemos hoy es de 1994 y está obsoleto. Ellos ya lo tienen al programa y lo deben poner en marcha”.

COMENTÁ