Río Gallegos

Núñez: “Hace años que nadie pensaba en árboles ni en mejorar los espacios públicos”

La Directora de Espacios Verdes de Río Gallegos habló sobre la tala de árboles, las multas realizadas, las obras de la Avenida y Plaza San Martín, y las críticas recibidas en materia de forestación.

Camila Núñez, Directora de Espacios Verdes de Río Gallegos.
Camila Núñez, Directora de Espacios Verdes de Río Gallegos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La tala indebida de árboles en la ciudad de Río Gallegos ha sido un tema resonante en estas últimas semanas del 2020. Vecinos y comercios llevaron adelante dicha acción, y rápidamente las redes sociales y algunos actores políticos pidieron la intervención del Municipio para que se tomen cartas en el asunto. Incluso, hubo proyectos y hasta una marcha a la municipalidad.

Competencia de la Dirección de Espacios Verdes, dependiente de la Secretaría de Obras Públicas, su titular, Camila Núñez, habló acerca de las multas, los argumentos de los contribuyentes y las críticas en materia de forestación, entre otras cosas.

Pagando y plantando

En primer lugar, manifestó que tienen un protocolo a seguir. En primer lugar los inspectores del sector proceden a multar al frentista. La misma consiste en 55.000 módulos ($20.020), 2 especies recomendadas por la Dirección para reponer en el lugar y 10 especies por árbol talado para que el sector pueda plantar en algún espacio verde.

En este sentido remarcó que apuntan a aumentar el valor de las multas y en ello están trabajando. En lo que va de diciembre se realizaron 12 aproximadamente.

“Es muy importante tener un Gallegos menos gris y más verde, por eso llevamos colocados más de 1500 ejemplares en tan solo un año”, expresó Núñez a TiempoSur en referencia a la perspectiva del área.

Consultada por la respuesta de los comerciantes y vecinos a los que se acercan a multar, indicó que generalmente se justifican con problemas de cloacas, levantamiento de veredas o derivan responsabilidades.

Avenida San Martín

 

Sobre las obras de ensanche de calzada en la Avenida San Martín, la Directora expuso que han realizado un informe que detalla el estado en que se encontraban los árboles antes de empezar a realizar el trabajo, y una vez que se concluya la tarea en la zona se prevé una reforestación para toda la avenida, incluida la Plaza San Martín.

Nadie pensaba en verde

La respuesta política no tardó en llegar ante esta situación y se presentaron proyectos e incluso hubo una manifestación frente al Palacio Comunal.

Cabe recordar que el edil Leonardo Roquel manifestó que pretendía que se cree una comisión de protección de arbolado público urbano, con el fin de que la misma asesore, supervise y decida en materia de forestación y parquización. Por su parte, el ex concejal, Marcelo Saa, presentó una iniciativa mediante la cual, aquel comercio que extraiga o destruya especies del arbolado público, y que posea autorización para el uso del espacio público o que la solicite a futuro, pierda el derecho de poder utilizar la vereda de su local para la explotación de su actividad.

Consultada acerca de cómo tomaron las críticas Núñez expresó: “La política de llevar adelante un amplio plan de forestación surgió en el armado de la plataforma de nuestra campaña; son escuchados todos, y pueden formar parte” pero “hace años, desde Sureda –Ángela, primera mujer que ejerció la intendencia de Río Gallegos-, que nadie pensó en verde, ni en árboles, y menos en mejorar nuestros espacios públicos”.

Por último, la funcionaria recalcó que “en el sector hay trabajadores que son idóneos en el tema, que saben lo que hacen, conocen del tema y trabajan muy bien”, además de participar en todo momento Ingenieros Agrónomos, el INTA, el Consejo Agrario y diferentes profesionales locales y regionales.

COMENTÁ