ATE

Los más Influyentes | Alejandro Garzón en el Puesto N° 13

Es el referente provincial de un gremio que a nivel nacional se encuentra entre los más fuertes. Su relación oscilante con el Frente de Todos, la cual hoy, se descubre en un momento óptimo. Secretario Gremial del Consejo Directivo de ATE, organismo que nuclea a una gran cantidad de estatales a nivel nacional. Cinco claves de un actor fundamental de la realidad laboral de un territorio que busca su identidad en medio de los avances tecnológicos sobre el mundo del trabajo, con la innovación como una bandera a respetar. ¿El sindicalismo se adecúa a los mismos tiempos del empresariado? Pasen y lean.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Por Mariano Tagliotti

 

Orígenes

Vino al mundo un 27 de mayo de 1973, 2 días después de la asunción en el poder provincial del binomio Cepernic-Encalada (se impusieron de manera clara al radical García Leyenda, 50 por ciento del justicialismo y 35 por ciento los boina blanca). Una Argentina de esperanza, apoyada en el retorno del General en modo León herbívoro y pacificador, que terminó en las masacres de la Triple A abriendo la puerta a la noche más oscura de nuestro país (la dictadura genocida de Massera, Videla y Agosti).

¿El lugar? Río Gallegos, viviendo sus primeros años al lado de la librería Martín Fierro. De padre bonaerense originario de los suburbios industriales y peronistas por diagrama de Avellaneda y madre chubutense, nacida en el oasis de Sarmiento, valle y vergel abastecedor de materia prima y comestibles al gigante petrolero de Comodoro Rivadavia. La falta de trabajo paterno los llevó a una nueva emigración a la Zona Norte, más precisamente a Caleta Olivia, la que considera ‘’mi pueblo’’. Ya en Gallegos habían nacido Alejandro y César.

En Caleta las cosas fueron duras. Pasó necesidades como muchas familias de la región. Empezó a amainar cuando su padre consiguió trabajo en la Municipalidad de Caleta Olivia. Ocho hermanos, ocho bocas para alimentar. Momentos complicados, de hacinamiento en una habitación de todo el clan familiar. Un departamento otorgado por el Estado en el barrio 2 de Abril comenzó a desanudar el confinamiento.

Se crió al lado de la Escuela 14, que hacía las veces de refugio y hogar de sueños. El recuerdo constante hacia el Cura Pedro Tardivo, las tardes eternas de jugar a la pelota y el aprendizaje en el muelle pescando. Tenía el mar muy cerca, y hoy cada vez que vuelve se asoma a mirar nostálgico. En el Complejo Deportivo al fútbol le sumó Taekwondo (cinturón negro y representando a Santa Cruz en Chile). A los 17 se fue a buscar mundo, reconociéndose ‘’un nene de mamá’’. Vendió cosas en la calle en la gran city porteña, laburó en una estación de servicios, repartió combustibles, etc. Su tío Walter Rodríguez, histórico militante kirchnerista, lo ayudó para entrar al PAMI. La exigencia fue que quería aprender un oficio; al lado de la cancha de Huracán, taller mecánico.

A los 20 vuelve a Caleta Olivia. Y empieza su afiliación sindical.

Ser sindicalista

“A los 21 comencé a trabajar en el PAMI de mi pueblo. Vi algunas situaciones de injusticia hacia los jubilados y me afilié a ATE, llevado por Sandra Cruz. Compañera en aquel momento de Jorge Rivolta. Cuando era chico iba a la Unidad Básica 17 de Octubre, cuando estaba Puricelli, porque mi viejo era de la línea peronista del MOFESA. Se trabajaba de otra forma, se militaba convencido, se debatía, se enseñaba, hacíamos los EVITA. Recuerdo aquella época con mucha felicidad, los grandes debatían y discutían, pero no por un cargo, si no por sus ideas. Abracé el sindicalismo en el ´94, empezamos a organizar a los jubilados por las pobres prestaciones del PAMI, fue toda una lucha no exenta de complejidad, y con fuerte convencimiento pudimos plasmar el Centro de Jubilados de ATE Caleta Olivia, que costó mucho que nos reconozcan. Hoy, es un orgullo el edificio propio, muchos afiliados y siendo protagonistas. Épocas difíciles, con De la Rúa en la presidencia del país. Avanzamos, crecimos y el primer referente fue Raúl Almada, un segundo padre para mí”.

 Alejandro Garzón

Secretario general de ATE en la provincia

“En un principio, cuando gano las elecciones con ANUSATE para ser Secretario General, ATE tenía 7 afiliados en la Provincia, 10 en Parques Nacionales, cinco en el PAMI y 600 en YCRT, que son la historia de nuestra organización.

Ocho años después, terminé mi gestión con 13.000 afiliados en la provincia, diez seccionales, tres centros de Jubilados, un convenio colectivo de trabajo marco, creciendo en las empresas del Estado. Protagonizamos muchos conflictos importantes; yo asumí con mucha inocencia, sin saber demasiado cómo se manejaba una organización como esta. Fui además secretario general de la CTA, organizando a los compañeros desocupados de los barrios, muchos conflictos pesados con cortes de ruta, donde estuve preso diez días, con pedido de captura internacional; todavía hoy tengo causas judiciales, a pesar de salir absuelto en un Juicio que duró diez años. Protagonicé momentos muy hermosos de conocer gente, de organizar a los trabajadores, de que te reconozcan como un dirigente sindical honesto y combativo. También hay momentos malos, de traiciones, de angustias, de decepciones y de presiones. Discutíamos fuerte con el gobierno, y con otros sindicatos que nos boicoteaban. Solamente una vez dudé si valía la pena seguir peleando por lo que uno cree, ya que si lo tomás en serio no ves crecer a tus hijos. No vas a tener una vida familiar como cualquier persona, sino que vas a estar permanentemente en la picota, en la boca de la gente para bien o para mal. Después de mucho tiempo entendí que cuando confrontábamos al Gobierno teníamos muchos medios de comunicación a favor, y cuando resolvimos empezar a entender que por el lado que había que empezar a trabajar y resolver problemas, esos mismos medios se dieron vuelta con mucho odio, mucha demencia hacia nosotros. En un Supermercado me insultaba la gente mayor porque había escuchado una radio, y gente que me veía en la calle y me saludaba agradeciendo las conquistas. Estos medios no se bancan que uno haya crecido, se haya formado y que consiga un montón de derechos sin hacerle el juego a esos medios. ATE tiene paritarias dos veces al año, convenios colectivos de trabajo, y dignidad de los trabajadores. En esta situación de Pandemia tan complicada. Uno cuando es joven avanza y avanza, toma de Ministerios, toma de Casa de Gobierno, cortes de ruta de 40 días, discusión y confrontación; llega un momento que uno dice, voy a saltar esa barrera y avanzar con otro tipo de construcción. Con 48 años recién cumplidos, la factura te la pasa la salud”.

Críticas a su postura política

Muchos hoy le reprochan su cercanía al Frente de Todos. ¿Qué opina Garzón al respecto?

“A los que me critican, les digo que sigan participando. En Santa Cruz, tenemos medios de comunicación que en realidad son empresas de comunicación, que se dedican a no aportar nada a la sociedad. No son autónomas, me critican fuertemente y le ganan la cabeza a mucha gente del pueblo. El que me conoce sabe que es distinto la persona al personaje que les construyen.

Yo no me arrepiento de nada de lo que hice, lo volvería a hacer, pero hoy uno combate desde otra trinchera, desde el debate político y tratando de aportar al cambio cultural especialmente en los jóvenes. Crecimos. Hoy banco al Frente de Todos porque fuimos capaces de juntarnos para sacar a Macri, es la realidad, no había otra posibilidad. Y para que no ganase Costa en Santa Cruz, lo mismo que Macri, con diferente olor y a lo último camuflándose para ocultarlo. Con el mismo odio del PRO en todo el país. Hoy doy otra batalla por el trabajador, tenemos que lograr que el Frente de Todos sea más participativo, más democrático, qué país y qué Santa Cruz queremos. Lo único importante es la felicidad de nuestro pueblo”.

La demonización del empleado público

“Demonizar al empleado público le conviene a la derecha. A los grupos económicos. Al poder político también incluido algunos de los nuestros, algunos intendentes de nuestra provincia que siguen pensando que los empleados públicos le pertenecen y le deben la vida porque les dieron trabajo. Tratan de vago al empleado público aquellos que no tienen cabeza, los que siempre nos cuestionan.

Hoy nos dimos cuenta en Pandemia, que lo que garantizan las políticas públicas son las y los trabajadores del Estado. Siempre van a tratar de negarnos derechos, porque priorizan el sector privado. Hay que conjugar virtuosamente lo público y lo privado. Los mejores maestros y científicos son los de la escuela pública. Los que construyen la Mega Usina, son trabajadores del Estado. Los de FOMICRUZ, los de VIALIDAD. Somos los que engrandecemos la Patria en marco de Pandemia.

La derecha quiere achicar al Estado. Nosotros desde ATE valoramos la labor y el compromiso del trabajador del Estado. Siempre peleamos por mejoras salariales, por la planta permanente. Siempre viene la frase ‘’los negros, los vagos estatales’’. No nos vamos a caer ni a resignar. Te doy un dato político, año 2021, de los 24 distritos, solamente hay 4 provincias con convenio colectivo de trabajo. Nosotros salimos a pelear fuerte. Por un Estado al servicio del pueblo. Tiene que quedar claro que no todos los dirigentes sindicales somos Cavallieri”.

 Alejandro Garzón

El futuro de Santa Cruz

“Va en camino correcto que es industrializar la provincia.

Somos el segundo distrito más grande del país en extensión. Y a su vez, la Patagonia es el 50 por ciento del territorio argentino y sólo el 5 por ciento de la población, lleno de recursos pero despoblado.

Tenemos que integrarnos al país y al mundo, poder industrializar la provincia fuertemente, de la mano del Estado y con la intervención de los privados. Control y planificación, Estado. Debemos reflexionar que el petróleo alguna vez se va acabar en nuestro país, y hay que ver la diversificación de la fuente de energías. Capacitar mano de obra, terminando la pobreza de raíz en Santa Cruz. Todo en el marco regulatorio del cuidado sustentable del ambiente. Queremos ayudar a transformar Santa Cruz. Por eso saludamos la inauguración del Interconectado a través de la Gobernadora y Pablo González. Debemos aprovechar el mar no para saquearlo, sino para aprovechar los recursos de cara al pueblo. Hay que convocar a todos. Cada zona tiene su particularidad.

Debemos consolidar inspectores de primer nivel desde el Ministerio de Trabajo para controlar el cuidado del medio ambiente, que no nos contaminen. Sueño una provincia con infraestructura hospitalaria, generar más planes de viviendas, más escuelas y más empresas privadas que generen trabajo. Vamos rumbo a la industrialización en el marco de la conciencia social”.

COMENTÁ