Néstor Kirchner y Jorge Cepernic

Las obras de las Represas: una historia que se escribe y se concreta para el desarrollo futuro

Durante toda la pandemia se mantuvieron todos los puestos de trabajo en la obra más importante del país, siendo a su vez el contrato de financiación en infraestructura más importante de China en el mundo.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El 2020 se transformó en un desafío más que debieron superar trabajando de forma conjunta la UTE Represas Patagonia (China Gezhouba Group Company – Electroingenieria S.A. – Hidrocuyo S.A.), el Estado Nacional, el Estado Provincial y los trabajadores para que el año de la pandemia no se transformara en un nuevo freno a la obra más importante de nuestro país y también el contrato de financiación en infraestructura más importante de China en el mundo.

El esfuerzo mancomunado y el compromiso de todas las partes permitieron que las obras de ambas represas avanzaran y los casos de coronavirus que aparecían en todo el país y también en el proyecto fueran contenidos y los trabajadores pudieran ser cuidados y atendidos.

Así fue que durante toda la pandemia se mantuvieron todos los puestos de trabajo, que hasta diciembre del 2020 llegaron a 2300 (incluyendo subcontratistas, Inspección de obra y Supervisión de obra). Para poder trabajar de forma segura y sin interrupciones se pusieron en marcha protocolos sanitarios que tenían por objetivo evitar el ingreso del virus a la obras y mantener segura las actividades y la vida diaria. Así fue como durante todo el año 2020 se realizaron más de 6800 test de PCR y se utilizaron más de 13500 noches de hoteles para los aislamientos previos al ingreso a la obra. Las acciones establecidas en el protocolo además de proteger la salud de los trabajadores y las comunidades impactaron de forma positiva en actividades de la provincia sobre todo en el sector de turismo que se había visto fuertemente perjudicada con la realidad sanitaria del país y el mundo.

El 2021 comenzó en el proyecto con los mismos desafíos pero con la firme convicción de todos los organismos involucrados que las obras deben aumentar su ritmo y lograr avances que comiencen a brindar a energía al país en los próximos años, pero que también generen más puestos de trabajo, movimiento en las economías regionales; siempre respetando la inicial premisa de la correcta gestión de las responsabilidades ambientales y reforzando el compromiso  de  proteger y cuidar la salud de las personas que trabajan en las obras.

A tres meses del retorno de los trabajadores a las obras, no existen casos activos en el proyecto. Continúan vigentes los protocolos de ingreso a obra y el plan detectar en obra. A la fecha se han realizado 2900 test de PCR, se llevan utilizadas más de 8000 noches de hotel y la nómina total del proyecto paso de 2300 personas a 2800, y la proyección indica que para Abril  serán cerca de 3000 los trabajadores dentro del proyecto, durante el año 2021 seguirá creciendo el empleo en función del avance de las actividades y frentes de trabajo.

La gestión de la situación sanitaria, la aplicación inmediata de protocolos y el constante trabajo para superar los desafíos de esta época permitieron avances en los frentes de trabajo: las obras de la represa Néstor Kirchner tienen a la fecha un avance cercano al 18% y las de la represa Jorge Cepernic ya han alcanzado un avance del 25%.

Las obras también han consolidado su imagen y relación con las comunidades y la sociedad de Santa Cruz que ve como un sueño de varias generaciones avanza a pesar de los obstáculos que debe sortear.

Cada año del proyecto ha tenido su capítulo que repite el título: DESAFIO. Toda la historia del proyecto tiene también historias que demuestran que el trabajo mancomunado y la persecución de un objetivo común permite avanzar en la historia que aún se escribe y que sin duda dejara un gran legado para el país y para la relación de nuestro país con la República Popular de China.

COMENTÁ