Conflicto Docente

La conciliación no concilió

No hubo acercamiento entre el Ejecutivo y el sindicato en la reunión por conciliación obligatoria realizada ayer en Trabajo. ADOSAC, que sumará dos días de paros -para hoy y mañana- reclamó que "no hay derecho a huelga".  El Gobierno dijo que el gremio actuó con "mala fe".

Reunión en el Ministerio de Trabajo.
Reunión en el Ministerio de Trabajo.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La segunda reunión por conciliación obligatoria efectuada ayer en el Ministerio de Trabajo tuvo el resultado que se esperaba, teniendo en cuentas las diferencias marcadas entre el Ejecutivo y ADOSAC: no hubo discusión, por ende, no hubo ningún tipo de acuerdo.

El gremio convocó a un paro por 48 horas para hoy y mañana -el cual previamente había resuelto en el Congreso extraordinario del fin de semana- y el Gobierno criticó la postura del sindicato.

"ADOSAC asistió a la conciliación obligatoria con medidas de fuerza de 48 horas resuelta en el Congreso Extraordinario el sábado pasado, y sin otra propuesta que la exigencia de un salario de $120 mil para el docente recién iniciado", señaló el comunicado oficial.

También se incluyeron declaraciones del vicepresidente del CPE, Ismael Enrique:

“Acudir a una reunión de conciliación obligatoria con la decisión tomada la semana pasada de llevar adelante un paro de 48 horas, implica negar el valor de la negociación", cuestionó, y expresó: Se actúa con mala fe y sin ninguna intención de diálogo. Se intenta crear un conflicto en donde hay voluntad de diálogo, perjudicando a los docentes”.

El sindicato había alentado que la no realización de medidas de fuerza estaba supeditado a obtener respuestas en el fallido encuentro.

 

 

 

 

ENCERRADOS

"El Gobierno estaba encerrado en que acatemos la conciliación obligatoria y allí recién poder hablar", advirtió Javier Fernández, secretario General de ADOSAC.

Resaltó que "esa fue la señal de que o era su palabra o no era nada", aunque indicó que el gremio esperaba "acercar posiciones".

"Si no acatábamos (la conciliación) no se discutía, pero nosotros presentamos las peticiones que se resolvieron en el Congreso y no respondieron, y no responderán mientras estemos con medidas de fuerza", abundó.

La conciliación obligatoria que dictaminó Trabajo aún estaría vigente, y se podría prorrogar por cinco días más, desde ayer, precisó Fernández.

"Entendíamos que hoy se terminaba la conciliación y que se puede prorrogar por  cinco días más", expuso y recordó que el gremio llegó al encuentro sin haber realizado previamente paros.

 A la fecha, recalcó, un docente ingresante percibe 69 mil pesos por lo que "está por debajo de la Básica Total y por debajo de línea de la pobreza".

 En un contexto de una inflación interanual que podría alcanzar el 91%, y habiendo acordado 61%, el dirigente reclamó que "faltan 30 puntos".

Con los paros de hoy y mañana, la organización contabilizará seis medidas de fuerza desde el reinicio del ciclo lectivo. Es decir, seis paros en tres semanas.

ADOSAC estima que el CPE descontará los días caídos. "Es posible que eso suceda, pero saltaron con cualquier tipo de legislación, y el CPE despidió docentes por hacer paros, porque hoy echan a personas que adhieren a las huelgas. Eso enojó mucho, y más allá de los despidos la gente está enojada y dispuesta a seguir", expuso.

Por lo anterior y la declaración de la conciliación obligatoria, cada vez que existan medidas de fuerza, Fernández reclamó que "no hay derecho a hacer huelga".

 

El COMUNICADO

Mediante un comunicado, ADOSAC informó que “el encuentro de hoy (por ayer) es la tercera reunión a la que se nos convoca sin llevar respuestas a nuestros reclamos, que esta actitud de desprecio por el diálogo no respeta la buena fe negocial que supone la misma Ley de Conciliación a la que recurren para amedrentar al sector".

Añadieron que asistieron "sin medidas de fuerza como muestra de nuestra voluntad de diálogo y que lo único que recibimos de parte del Ejecutivo fueron arbitrariedades, actitudes y discursos antidemocráticos y antiobreros".

Marcaron que "la docencia y la comunidad educativa en general esperan que las autoridades del CPE muestren la altura y honestidad intelectual que se requiere para poder encaminar este conflicto que tiene a la educación de la provincia sumida en una de las mayores crisis de su historia, con salarios indignos, los cuales están un cincuenta por ciento (50%) por debajo de la línea de pobreza y condiciones laborales y pedagógicas que conducen a una postergación absoluta".

COMENTÁ