Cuarentena

La CCIARG pidió que haya “más monitoreo” a las personas que llegan repatriados a Río Gallegos

La titular de la Cámara de Comercio de Río Gallegos, Carolina Neil indicó que debería existir mayor control del cumplimiento de la cuarentena a las personas que llegan de diversas provincias y países. Insistirán con la apertura de locales con atención al público, pero con medidas preventivas.

Cámara de Comercio de Río Gallegos.
Cámara de Comercio de Río Gallegos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Vamos a seguir buscando alternativas para la cuestión económica”, remarcó Carolina Neil, titular de la Cámara de Comercio de Río Gallegos.

Esto implica que el sector insistirá con la propuesta que la semana pasada entregó al Municipio para que intermedie y solicite una mayor flexibilización de los locales en la capital provincial.

La semana pasada -como publicó TiempoSur- la CCIARG advirtió al Jefe Comunal que la venta online en rubros ya habilitados “es insuficiente” para sostener el comercio y el costo de los empleados.

Por ello sugirió que la atención personalizada sea con turnos de 1 persona y mediante la aplicación de “protocolos sanitarios” que dicten las autoridades sanitarias.

Por ahora, no se habilitarán mayores rubros en la actividad comercial.

En este contexto, Neil marcó que el control “debería enfocarse más en los ingresos de personas a la ciudad” y de este modo poder “flexibilizar localmente la parte comercial”.

“Me refiero a la gente que llega a Río Gallegos, ya sea en avión o por colectivos, que se la ponga en cuarentena, pero que se controle que se cumpla esa cuarentena, ya que cada vez que ingresan personas se debe paralizar la ciudad, y aquí no hay circulación del virus de manera local, por eso es ese control de las personas que llegan al que se le debe poner mayor enfoque”, apuntó.

El Gobierno en tanto suspenderá las repatriaciones hasta el 10 de mayo, con el objeto de analizar la evolución epidemiológica del virus.

Neil sostuvo que “sería más positivo y se optimizarían más recursos, si el control se efectúa en la gente que ingresa, que son menos, que la gente que sale de sus casas”.

De ser así -añadió- se podría permitir la movilización de personas dentro de la ciudad “sin problemas” debido a que los casos de personas con COVID-19 fueron importados.

El monitoreo de las personas que llegan es más fácil, porque son grupos de por ejemplo, 180 personas, que es diferente que controlar a 110 mil personas que rompen la cuarentena”.

Neil integra el COE local, el cual  todavía no mantuvo un nuevo encuentro para informar lo decidido por la provincia en cuanto a la no adhesión de la cuarentena administrada propuesta por el Gobierno nacional.

COMENTÁ