Proyecto

Gustavo Menna pidió a Nación que haga refacciones en el espacio del paso fronterizo del Hito 45, entre Argentina y Chile

La solicitud la hizo el diputado nacional chubutense por medio de un proyecto de Resolución presentado este lunes en el Congreso. El lugar, donde trabaja personal de Aduanas, de Migraciones y de Gendarmería, no tiene calefacción adecuada, y los baños están inhabilitados al público por falta de higiene y mantenimiento.

Gustavo Menna pidió a Nación que haga refacciones en el espacio del paso fronterizo del Hito 45.
Gustavo Menna pidió a Nación que haga refacciones en el espacio del paso fronterizo del Hito 45.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El diputado nacional Gustavo Menna le pidió a la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación que se hagan refacciones en el paso fronterizo entre Argentina y Chile conocido como Hito 45, ubicado a solo 5 kilómetros de Aldea Beleiro, Chubut, y correspondiente al Paso Internacional Coyhaique.

El pedido se fundamenta en que el lugar, donde atiende personal de Aduanas, Migraciones y Gendarmería, no cuenta con calefacción adecuada y tiene los baños inhabilitados al público por falta de higiene y mantenimiento, debido a que no hay personal asignado para esa tarea.

La solicitud fue presentada este lunes a través de un proyecto de Resolución en el Congreso, y recoge inquietudes que vecinos de la región le manifestaron a Menna, que visitó hace pocas semanas Aldea Beleiro.

El Paso Internacional del Hito 45 es “un importante punto de tránsito y vinculación entre la zona sur de Chubut y la Región de Aysén, en Chile, y ha tenido una histórica relevancia en unir las ciudades de Comodoro Rivadavia, Sarmiento y Río Mayo del lado argentino, con las de Coyhaique y Puerto Chacabuco del lado chileno”, repasó Menna.

El legislador indicó que “pese a ello y al frío intenso del lugar en la mayor parte del año, la calefacción de las instalaciones no es adecuada”, sobre todo “el ámbito destinado a que los viajeros que cruzan el límite internacional lleven a cabo sus trámites migratorios y de control por parte de la Aduana”.

“Al tener que calefaccionarse a electricidad -especificó Menna-, el personal de Migraciones, Aduana y Gendarmería debe hacerlo en oficinas muy pequeñas, mientras que el ámbito más grande en el cual están los mostradores para el público y el escáner es inhabitable por el frío”.

Además, el puesto fronterizo “tiene los baños públicos fuera de servicio, ya que no se ha asignado personal para llevar a cabo las labores de higiene y mantenimiento”.

Esas carencias, advirtió, perjudican “las condiciones de trabajo del personal de Migraciones, Aduana y Gendarmería, como así también al público que realiza trámites en el lugar”, y agregó: “Afecta la imagen de la República Argentina en un importante punto de acceso a nuestro país”.

COMENTÁ