PASO y generales

El estudio de la UBA sobre las elecciones que incluye a Santa Cruz

Analizará las PASO y Generales del próximo 14 de noviembre. Incluirá desde el protocolo sanitario, participación electoral, hasta participación de género en las listas y mesas de votación, candidatos y sistemas electorales de cada provincia. Los resultados serán entregados a la Cámara Nacional Electoral.

Analizan las elecciones en Santa Cruz.
Analizan las elecciones en Santa Cruz.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Facundo Galván y María Inés Tula, son los directores del Grupo de Investigación reforma política y observación electoral de la carrera de Ciencias Políticas de la UBA que realizan un estudio descriptivo de los 24 distritos del país  sobre las PASO y las legislativas que se realizarán el próximo 14 de noviembre.

"En los 24 distritos comparemos los procesos electorales, niveles de competencia, participación de género (en las listas de candidatos e incluso en las autoridades de mesa), niveles de participación, ausentismo, es decir, qué porcentaje del padrón votará y fue a votar, pero también cómo fue la conformación de alianzas, porque por ejemplo, Juntos por el Cambio no realizó las mismas alianzas que constituyó en algunos distritos", precisó Galván, licenciado y doctor en Ciencias Políticas.

El politólogo mencionó que por ejemplo en Santa Cruz se renuevan tres bancas para diputado nacional, a diferencia de otras provincias que eligen senadores y que hasta sometieron a internas sus intendencias. Por eso el sistema electoral en relación a los partidos nacionales es otra variable que analizan.

"Este estudio incluye las PASO y Generales, y veremos también el nivel de efectividad en términos de reducción de oferta electoral entre las PASO y las Generales, si hubo o no integraciones partidarias y ver en los partidos que se pueda los organismos de los partidos políticos, porque básicamente es un panorama integral de los distritos", vertió.

Recordó que provincias como Misiones, Salta y Jujuy ya realizaron sus elecciones provinciales en plena pandemia, desdobladas de las nacionales.

"Queremos tener una mirada del proceso electoral, el sistema de los partidos, y que este estudio sirva, por ejemplo, si cuando existe un debate si las PASO deben o no continuar, tener esta herramienta de argumentación basada en evidencia de datos", marcó.

La observación también tiene en cuenta los protocolos sanitarios utilizados para la elección, cómo funcionaron y la incidencia de la pandemia en cada uno de los distritos.

El extenso análisis que realizan y cuyos resultados estarán disponibles transcurridos 40 días de la elección, Santa Cruz fue una de las provincias que tuvo una caída en la participación electoral en relación al 2017.

"En ese momento participaron 69,5%, que no es tan alto, y este año fue de 63,9%, aunque la baja tampoco es tan grave", opinó.

Aunque es otra elección, ya que en 2019 se votó en Santa Cruz desde concejal hasta presidente, la participación electoral fue del 71,4%. "Cayó 7,5%, lo que ahí si la convierte en una de las provincias que más ha caído", reveló.

Pero si se compra con las PASO de 2017 -una comparación "más justa"- la caída fue del 5,5%. "San Juan cayó 10,4%, Tierra del Fuego solo 0,12% y es donde menos se notó la caída", expuso.

Como se vio, el electorado tuvo un comportamiento diferente en cada provincia. Galván señaló que en Tucumán hubo incluso un aumento del 1,8% de participación de las urnas respecto a 2019.

"Los factores que inciden al comportamiento son múltiples, por eso es multicausal, y no tiene una sola explicación. Puede ser desde una explicación climática, que puede complicar a la gente a ir a los puntos de votación o que desaliente ir a votar o que no guste no sólo uno si los candidatos que compiten, o poca oferta electoral. Por eso más allá de la pandemia, hubo otros factores pero que en algunos distritos cayó la participación 10% y en otros se mantuvo igual", expresó.

También puede suceder que a pesar de que el elector "esté enojado con el Gobierno, vaya a votar igual".

Para el 14 de noviembre, el grupo de investigación desconoce si se mantendrá  el mismo protocolo sanitaria o si la oferta electoral alentará o no una mayor participación.

"No sabemos si la gente tendrá muchas ganas o estará contenta, enojada, o si un candidato arrastrará más participación que otros. Debe haber una dosis de expectativa en la gente para que le den ganas de ir a votar, porque la multa por la infracción es muy barata, son $ 200, así que no votar es lo mismo que nada en cuanto a la multa", dijo.

Todos los datos serán sistematizados, comparados, cotejados  para confeccionar el estudio descriptivo final que será entregado a la Cámara Nacional Electoral.

"Esto servirá para el análisis a otros y un peldaño en la base de andamiaje del conocimiento científico", apuntó el investigador.

COMENTÁ