Por Mariano Tagliotti

Día de la Militancia con cierre multitudinario

¿Nace un nuevo mapa? Grasso y Belloni, juntos, sorprendiendo al arco político provincial. Dos jefes comunales de ciudades clave, al unísono.

Grasso y Belloni, juntos, por la militancia.
Grasso y Belloni, juntos, por la militancia.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La calle Chile, altura 58, de la ciudad capital santacruceña, sede de UPCN, albergó un emotivo acto de ‘’agradecimiento a la militancia’’, que encabezaron los intendentes de Río Gallegos y El Calafate, Pablo Grasso y Javier Belloni, respectivamente. Los dos comparten una certeza; sólo la fortaleza construida sin el virus del internismo puede recuperar la punta de lanza de cara a la sociedad. ‘’Todos podemos ser, algún día, ustedes también que están ahí, los que llevemos la responsabilidad de conducir. La cuestión es no destruir al que surge, y ser leales como nos enseñó Perón’’, arrancó Grasso.

En medio de una marea humana, una bandera coronaba la noche desde un costado del escenario, que rezaba ‘’en los malos momentos se ven los buenos dirigentes’’. Es una coyuntura particular para el kirchnerismo provincial, tercero en las recientes elecciones legislativas: ‘’si no estábamos nosotros, pudo haber sido peor’’, arengó Grasso, señalando a Belloni, que lo acompañó como dos únicos oradores de la velada.

Hay un espíritu de reivindicación inalterable a las banderas de Juan Perón y Néstor Kirchner. Eso está clarísimo. ‘’Pienso todos los días de mi vida en Néstor, pero en jornadas como éstas, mucho más”, Belloni charla con el cronista de TiempoSur en un aparte. No es propenso a declarar a los medios de la capital, así que se aprovecha la oportunidad: ‘’Tengo, sé que tengo, una responsabilidad muy grande, que implica mucho respeto, con el santacruceño que me acompaña con su voto. He demostrado en estos años gestión, escuchar a la gente, solucionar los problemas. Necesitamos apuntalar a los compañeros que hacen las cosas bien, porque si no terminamos creando a nuestros propios adversarios ‘’.

‘’Nos dejaron una ciudad devastada, inviable nos decían que era. Y hoy se ve el trabajo del municipal, las obras, las realidades. No vamos a bajar los brazos porque nos hagan operaciones, a veces el bajar a un compañero que está surgiendo es lo que más daño hace porque uno no lo espera. Tenemos que aprender y ayudarnos. Yo no voy a competir con Javier quien tiene la mejor fiesta, lo que voy a hacer es sentarme y entre los dos aconsejarnos en qué se puede mejorar, para que sea lo mejor para Santa Cruz. Basta de egoísmos, basta de poner palos en la rueda’’. El discurso del intendente de Gallegos va en un crescendo que levanta a toda la militancia, sobre el final, ‘’no nos armamos para ir en contra de nadie. Somos peronistas porque a nosotros nos exigen más, nos piden más. Somos los que estamos cuando hay que estar’’. Suena la canción del festival de Gallegos próximo a desarrollarse, pero antes se canta a viva voz la marcha peronista. Hay espacio para las fotos y la confraternidad. Un peronismo sin iniciativa, no debería llamarse peronismo, ni quedarse consternado a lamentar una derrota clara e inapelable. El pueblo (por dos veces) ha hecho un llamado de atención importante.

COMENTÁ