Cámara alta

Cristina Kirchner aprobó pase de empleados a planta permanente en el Senado

De manera extraoficial aseguran que los promovidos son 128, pero las cifras podrían elevarse hasta los 280 ingresos.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Las políticas de ajuste parece que no rigen para Cristina Kirchner. Poco antes de que el Gobierno decretara el cierre del ingreso de personal a la administración pública, como forma de intentar achicar el gasto en medio de la crisis económica, el Senado otorgó un masivo pase de empleados a la planta permanente de la Cámara alta.

Muchos de los beneficiados ingresaron a la Cámara alta de la mano de la vicepresidente. Algunos, cuando llegó como senadora por la provincia de Buenos Aires en 2017. Otros, en diciembre de 2019, cuando se hizo cargo de la presidencia de la Cámara alta.

Más de 30 senadores del Frente de Todos y monobloques aliados también pudieron nombraron gente de su confianza. Según pudo saber este diario, la oferta para designar una persona por despacho fue rechazada por los líderes de Juntos por el Cambio argumentando la delicada situación económica que vive el país.

El peronismo, sin embargo, decidió seguir adelante. Entre los legisladores más beneficiados se destacan la vicepresidente del interbloque del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), Oscar Parrilli (Neuquén), Adolfo Rodríguez Saá (San Luis) y Juliana Di Tullio (Buenos Aires).

El ingreso a la planta permanente de empleados que tienen poco más de dos años de antigüedad son los que más irritación causaron entre los empleados legislativos, sobre todo aquellos que llevan años en la planta transitoria esperando la preciada estabilidad laboral pero no cuentan con el impulso político necesario.

Una cantidad importante de nombramientos son de personal que trabaja con los funcionarios de confianza que la vicepresidente designó en cargos claves cuando se hizo cargo del Senado, como las direcciones de Ceremonial y Protocolo, de Fortalecimiento Institucional y la Secretaría Administrativa.

“Son pícaros. Cuando el año próximo Cristina abandone la presidencia del Senado y los que vengan revisen su gestión no van a encontrar ningún pase a planta en el último año, que es lo tradicional, porque ya van a estar nombrados un año y medio antes”, explicó la jugada un experimentado funcionario de la Cámara alta.

La cifra oficial de pases a planta permanece guardada bajo siete llaves en el despacho de la secretaria Administrativa, María Luz Alonso. La joven economista y militante de La Cámpora no quiso hacer declaraciones ante la consulta de este diario. Tampoco se la puede consultar en la página web del Senado, en la que no se cargan las resoluciones administrativas desde abril último.

Voceros oficiales dejaron trascender que serían 128 los nuevos empleados permanentes. “Todos fueron pedidos por los gremios”, agregaron. De hecho, la medida se habría decidió junto con la paritaria firmada a mediados de julio por los secretarios administrativos de ambas cámaras legislativas con los sindicatos con representación en el Congreso: Asociación del Personal Legislativo (APL), Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Sin embargo, se elevaría esa cifra a 280, más del doble del número que filtraron desde despachos oficiales. El número surge de contrastar las plantas de personal permanente de octubre del 2021 con la de septiembre de este año.

(La Nación)

COMENTÁ