Padeció gastritis erosiva

Alberto Fernández suspendió su viaje a Corrientes por recomendación médica

El mandatario tenía planeado participar de la asamblea de gobernadores del Norte Grande, pero decidió continuar con el reposo que le indicaron luego del problema de salud que sufrió durante su gira por la cumbre del G20.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Alberto Fernández suspendió este miércoles su viaje a la provincia de Corrientes, donde iba a encabezar la Asamblea de gobernadores del Norte Grande. Lo decidió por recomendación médica tras la gastritis erosiva que sufrió durante su gira por la cumbre del G20.

El encuentro de mandatarios provinciales sí contará con la presencia de los gobernadores del noreste y noroeste argentino. También asistirán el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. Según se informó oficialmente, se abordarán “diversas cuestiones de interés común con matriz económica, como el transporte, la energía y las comunicaciones”.

La visita del Presidente a Corrientes iba a implicar su reaparición en público después del problema de salud que sufriera en su reciente viaje por París, Indonesia y Madrid. En Bali, la segunda parada de la gira, el jefe de Estado sufrió un desmayo y malestares que obligaron a su internación.

 

El sábado, de regreso en el país, el mandatario se realizó controles endoscópicos y, según se informó, “no se encontraron lesiones con sangrado activo”. Le indicaron hacer reposo, aunque en ese momento no se informó por cuánto tiempo.

Según señalaron desde Presidencia de la Nación, el mandatario estaba siguiendo una “dieta liviana”. Las alarmas se dispararon cuando sintió dolores “como si le estuviesen arañando el estómago” y luego se confirmó la gastritis.

Tras llegar a Bali y participar de las sesiones iniciales de la cumbre de líderes G20, el mandatario sufrió un episodio de hipotensión y mareos, por lo que se “decidió realizar los estudios de diagnóstico a fin de preservar su salud y evitar complicaciones”, se informó oficialmente en el primer parte médico firmado por Federico Saavedra.

Fernández tuvo “un episodio complicado” porque “sangró mucho y eso le provocó la descompensación”, explicaron fuentes de Presidencia. El mandatario fue trasladado al Sanglah General Hospital de Bali, acompañado por el ministro de Salud de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin, y en ese centro asistencial le hicieron estudios y le aplicaron suero.

 

Fernández reconoció que atravesó “un mal momento que pasó rápido”, pero que lo obligó a “restringir la agenda” que tenía prevista cumplir en esta cumbre.

“Fue un mal momento. Tuve un problema estomacal que arrastro desde hace varios años, pero que nunca se había manifestado con el sangrado”, confió el Presidente.

Según se sabe de su historial clínico, el primer mandatario padece de acidez, que solía combatir con efervescentes, y sufrió una afección pulmonar en 2019, que lo obliga todos los días a tomar anticoagulantes. Esto hizo que empeorará su situación gástrica con las lastimaduras en el estómago. También atravesó COVID en abril de 2021.(TN)

COMENTÁ