Tribunal Oral Federal

Una joven deberá estudiar para no ir presa

Este es el requisito que le puso el Tribunal Federal a Cintia Belén Díaz, quien fue juzgada como presunta partícipe secundaria del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. La joven deberá someterse a la supervisión del Patronato, en la provincia de Salta, lugar de residencia.

Extracto del fallo del Tribunal Oral Federal.
Extracto del fallo del Tribunal Oral Federal.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer se reunió el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Cruz, con la Presidencia del Dr. Mario G. Reynaldi, con la finalidad de celebrar la audiencia de suspensión de juicio a prueba en la causa caratulada “ACOSTA JUAN Y OTRA S/ IMF. LEY 23737”. Por Presidencia se ordena que se informe por Secretaría de la asistencia de las partes, informándose la presencia mediante videoconferencia de la fiscal Patricia Kloster en representación del Ministerio Público Fiscal y en la sala de la Defensora Pública Oficial auxiliar Dra. Marisa González en representación de la imputada Cintia Belén Díaz desde la Delegación de Policía Federal Argentina con asiento en la ciudad de Salta Capital.

Abierta la audiencia, por Presidencia se procedió a explicar los alcances del instituto de la suspensión de juicio a prueba; e identifica a la imputada quien resultó ser: Cintia Belén Díaz, argentina, nacida en Salta, con tres hijos de 11, 4 y 1 año y medio, llegó hasta el segundo año de polimodal, trabaja cuando la convocan con un ingreso de $1600 al día, y la llaman entre dos a tres veces por semana.

A continuación, el Presidente lee la parte pertinente al hecho endilgado, e invitada a manifestar lo que considere conveniente, ratifica el escrito presentado por su Defensa en todos sus términos y ofrece una reparación del supuesto daño causado de $2.000 y el mínimo de la multa.

Concedida la palabra a la Fiscal, dice que no se opone que se conceda la Suspensión de Juicio a Prueba en relación al delito por el que fuera requerido, y que la imputada ofrece hacerse cargo del pago de reparación, mínimo de la multa y cumplir las pautas que considere el Tribunal por el plazo de 1 año.

Luego le ceden la palabra a la Defensora, quien asegura que no tiene nada para agregar.

Luego el Presidente se dirige a Díaz y le pregunta qué tipo de tareas comunitarias podría hacer, o realizar algunos estudios, ésta le contesta que podría continuar con su curso de enfermería; aclarando la Defensora que en su momento tuvo que suspender los estudios por no contar con los medios para pagar el cursado. Nuevamente le conceden la palabra a la Fiscal quien dice que quizás no tenga los medios para afrontar ese curso al que refiere.

La Presidencia dispone:

I- Suspender a prueba por el término de un año, el trámite de la causa respecto de Cintia Belén Díaz, calificando su conducta, al efecto indicado, como presunta partícipe secundaria del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

II- Intimar a la procesada a que abone una reparación económica de $1.000.

III- Disponer que Cintia Belén Díaz, se anote para cursar estudios de enfermería o alguna otra carrera con salida laboral, lo que deberá acreditar ante los estrados del Tribunal.

IV- Disponer que Cintia Belén Díaz, fije domicilio y se someta a la supervisión del Patronato correspondiente a su domicilio. Asimismo, deberá abstenerse de abusar de bebidas alcohólicas y estupefacientes de manera pública y cometer nuevos delitos, todo ello mientras dure el término de la suspensión con control del Juez de Ejecución competente.

COMENTÁ