Tribunal Oral Federal

Un condenado y otro absuelto en juicio

Se trata de Hugo Daniel Vera y de Jorge Ricardo Amaya, de Pico Truncado, a quienes les allanaron la vivienda por una causa de amenazas con arma de fuego, y le encontraron drogas. El primero fue condenado a seis años de prisión, mientras que el segundo absuelto.

Personal de la DDI colaboró con los allanamientos y el trasladado de los sujetos al Juzgado Federal de Caleta Olivia.
Personal de la DDI colaboró con los allanamientos y el trasladado de los sujetos al Juzgado Federal de Caleta Olivia.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Tribunal Oral Federal se reunió nuevamente para llevar adelante el juicio contra Hugo Daniel Vera y de Jorge Ricardo Amaya, ambos de Pico Truncado, quienes fueron detenidos el 7 de marzo del 2019.

Fueron partes del debate, la Fiscal General Subrogante Dra. Patricia Kloster, mientras que Vera fue defendido por el Dr. Alberto Luciani, y la defensa de Amaya, estuvo a cargo de la Defensora Oficial, Dr. Ana Pompo, con la Presidencia del Dr. Jorge Chávez; en quién ha recaído designación para actuar en forma unipersonal.

La presente causa llega a juicio por requerimiento formulado por el Dr. Lucas Alberto Colla, Fiscal Federal subrogante ante el Juzgado Federal de Caleta Olivia, imputándoles a Hugo Daniel Vera y a Jorge Ricardo Amaya haber tenido en su poder y con fines de comercialización, el día 7 de marzo de 2019, aproximadamente a la hora 16:50, sustancia estupefaciente clorhidrato de cocaína, la cual superaba el kilo y medio.

El hecho

Los dos sujetos fueron detenidos por ser sospechosos de fraccionar y vender droga en Pico Truncado.

Los sospechosos de 29 y 42 años, fueron detenidos en el marco de un allanamiento que fuera ordenado por el Juzgado de Instrucción Nº1 de Pico Truncado por una causa caratulada de “amenazas calificadas” que ocurriera el 15 de febrero de 2019.

Es allí, cuando los efectivos encuentran un cartucho 12/70 de escopeta observando además réplicas de armas de fuego. Asimismo, se hallaron distintos envoltorios que hacían prever que se estaba ante la presencia de sustancias prohibidas por lo que se solicitó la presencia del personal de la División de Investigaciones (DDI) Pico Truncado en la propiedad ubicada en calle Güemes al 200.

Luego de hacerse el procedimiento de reactivo sobre la sustancia, se estableció que se trataba de cocaína en su máxima pureza; la misma fue encontrada en tres envoltorios cuadrados, tipo piedra, que pesaban algo más de 500 gramos cada uno, haciendo un total aproximado de 1.600 kilos, indicaron fuentes policiales.

Un exhaustivo trabajo los uniformados, permitió hallar otros envoltorios (bolsitas pequeñas), retazos, elementos para fraccionar, productos para estiramientos, tres balanzas digitales, colador, picadores y varias semillas de cannabis sativa, además de elementos impregnados con sustancia. Asimismo, se secuestraron tres teléfonos celulares. Para los investigadores, el domicilio allanado demostraría que se trataba de un lugar de fraccionamiento de la droga.

 

La audiencia

En la audiencia de juicio ninguno de los imputados prestó conformidad para declarar. Luego Amaya no hizo uso del derecho de dirigir las manifestaciones que consideraran de interés antes que se dé por concluida la audiencia, en tanto que Vera manifestó que él es inocente, trabajó toda su vida, es papá de familia y que nunca estuvo involucrado en drogas y nunca estuvo preso.

Concluida la recepción de la prueba, las   partes fijaron posición respecto del mérito de éstas, a través de los alegatos.

La Fiscal luego de hacer un reconto del hecho y especificaciones, solicitó se condene a Hugo Daniel Vera a la pena de 6 años prisión de efectivo cumplimiento a Jorge Ricardo Amaya a la pena de 3 años   de prisión efectiva, con expresa declaración de reincidencia.

Por su parte la Dra. Pompo solicitó que, por la duda, se absuelva a su defendido   en relación a la participación secundaria atribuida por la Fiscal.

Finalmente, el Dr. Luciani, solicitó la absolución de su defendido en base a la nulidad del allanamiento y del secuestro   de la sustancia; y que no se han acreditado los elementos típicos necesarios para figura que se ha imputado a su pupilo.

Finalmente, concedida la palabra a la representante del Ministerio Público Fiscal, la Dra. Kloster respondió a los planteos de nulidades, que comparten ambas defensas, en relación a las órdenes de allanamiento del juez provincial, que sería una orden en blanco porque se conformó con la información que le dio el personal policial; al respecto afirma que el denunciante Villalba dijo específicamente que el joven vivía en la calle Mitre; donde efectivamente vivía el hijo de Vera; y con posterioridad la ex esposa informa el nuevo domicilio del nombrado en calle Güemes.

Sentencia

Por todo lo expuesto, teniendo en cuenta este Tribunal Oral en lo Criminal Federal de la Provincia de Santa Cruz, falla:

1- Rechazar las nulidades planteadas por las defensas de Hugo Daniel Vera y Jorge Ricardo Amaya, respecto de las decisiones del Juez de Instrucción N°1 de Pico Truncado, en la causa “Villalba, Alberto Daniel s/ Denuncia de Amenazas Calificadas”, respecto de los domicilios de calle Mitre N°1885 y Güemes N° 280 de la ciudad de Pico Truncado y de las órdenes remitidas para ejecutar los mismos al Comisaría Seccional Primera de dicha ciudad; del allanamiento del domicilio de Hugo Daniel Vera, sito en la calle Güemes

N°280 de la citada ciudad; del secuestro de la sustancia estupefaciente y demás elementos habidos en el mencionado inmueble, en ocasión de dicho allanamiento; y de la petición de pena formulada por la vindicta publica respecto del encartado Hugo Daniel VERA.

2- Condenar a Hugo Daniel Vera, a la pena de 6 años de prisión de cumplimiento efectivo como autor penalmente responsable   del delito “Almacenamiento de Estupefacientes”.

3- Absolver a Jorge Ricardo Amaya, por Aplicación del principio de la duda.

4- EXTRAER copias autenticadas del acta de allanamiento del domicilio de Güemes N°280 de Pico Truncado y de las declaraciones testimoniales prestadas en la audiencia de juicio por el personal policial y los testigos y remitirlas al Juzgado Federal de Caleta Olivia, a fin que se investigue la presunta comisión del delito de falso testimonio.

5- Ordenar el comiso de los elementos secuestrados en la causa vinculados a la   actividad ilícita juzgada; y la destrucción del tóxico previa obtención de   muestras en cantidad suficiente para futuras pericias.

COMENTÁ