Caso Marcela López

Son TODOS los días

Estas fueron las palabras que utilizó Rocío, hija de Marcela López, haciendo alusión que ayer se cumplieron nueve meses de la desaparición.

Marcela lleva desaparecida nueves meses.
Marcela lleva desaparecida nueves meses.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En su perfil de Facebook, Rocío posteó: “No es solo el 22. ¡¡Son TODOS los días!! Todos los días la extrañamos. Todos los días nos quemamos la cabeza pensando que más hacer. Pero que más se puede hacer si intentamos TODO y siempre nos limitaron… al punto de sentir mucho cansancio y frustración, que si no lo sentís no lo entendés. Creo que duele más la indiferencia y que hagan como si nada pasó. Como que Marcela desapareció y punto”, finaliza el posteo.

Cabe recordar que, el 23 de mayo, la policía, Protección Civil y Prefectura, realizaron distintos rastrillajes por la costanera local, al día siguiente los uniformados de la Comisaria Seccional Sexta secuestraron en la zona del estuario indumentaria parecida a la que vestía Marcela López, tras el rastrillaje nocturno que efectuaron, donde se detectó en el sector del muelle indumentaria similar a la que aportaran testimonios, como ser una campera negra y zapatillas color azul, la cual fue incautada y reconocida por familiares.

EL 25 de mayo, los uniformados lograron encontrar dos prendas, una sería un pañuelo y una remera, las que fueron secuestradas y se solicitó que las hijas la vieran para poder reconocerlas, pero esto no sucedió, ellas aseguraron que no le pertenecen a Marcela. Tres días después, se amplía el rango de búsqueda, los rastrillajes se realizan en las diferentes zonas que comprenden Río Chico, Loyola, adyacencias de la planta de tratamiento de residuos, costanera, Escuela de Policía, Güer Aike y Chimen Aike.

Ya en el mes de junio el abogado querellante, Dr. Jorge Trevotich, manifestaba en Tiempo FM, que no descartan la posibilidad que Marcela esté retenida en contra su voluntad; a finales del mismo mes se presenta en el Juzgado para testificar la hermana de Marcela, quien cuenta que le habían dejado un papel en el que le decía que Marcela estaba muerta y enterrada en la casa de la ex pareja. Se realizan tres allanamientos, uno en calle Mitre 176, Gobernador Mayer 654, y el tercero en las Chacras 5 y 6 del Pasaje Ávila de la Ruta Provincial N°53 en zona de Palermo Aike. En el primer domicilio se incautaron teléfonos celulares, elementos de almacenamiento de computación y una libreta sanitaria a nombre de Marcela López. Por la falta de luz solar, ese día no se realiza el procedimiento en las chacras. El 1 de julio continuaron los allanamientos en las chacras 5 y 6 en busca de datos que puedan dar con el paradero de Marcela en la casa de una de éstas se incautó el elemento que será analizado en el laboratorio forense.

Días más tarde las hijas de Marcela contratan de manera particular a Marcos Herrero, adiestrador el famoso can “Yatel” para que colaboren en la búsqueda de Marcela.  El 9 de julio Herrero y sus dos perros iniciaron un rastrillaje de la casa de Marcela y recorrieron todos los lugares por donde ella anduvo el sábado 22 de mayo, hasta que llegaron a la casa de la ex pareja de la mujer, ubicada en calle Mitre al 100.  Posteriormente los canes de Herrero encuentran un resto óseo (maxilar inferior), un envoltorio con fibras varias, una banda elástica, un llavero de plástico, tres llaves, un cordón de color negro y trozos de cuero cabelludo, dejando constancia que de acuerdo a lo ordenado se implantó consigna en el lugar. Esa noche el abogado querellante cuatro allanamientos en los domicilios ubicados en calla Mitre al 100, en el terreno baldío lindante ubicado en calle Chacabuco al 200, en calle Gobernador Mayer al 600, y en la chacra ubicada en Ruta Provincial N°53. Todo con el fin de buscar restos óseos.

En diciembre se cumplieron 200 días desde la desaparición de Marcela y ese día Bomberos y policías de la Comisaría Sexta reactivaron la búsqueda de la mujer en la costanera y el agua. Además, colaboró personal de fuerzas nacionales.

Ayer se cumplieron nueve meses sin Marcela y aun no se sabe nada de ella. Su familia la espera viva.

COMENTÁ