Senasa

Se evitó el comercio de 2600 kilos de carne bovina con hueso sin refrigeración

La mercadería detectada por el Senasa era transportada en un camión que no contaba con las condiciones higiénico-sanitarias.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) evitó la comercialización de aproximadamente 2.600 kilogramos de carne bovina con hueso que eran transportados de manera oculta en un camión que no contaba con refrigeración y con las condiciones higiénico-sanitarias necesarias para este tipo de productos.

El hallazgo se realizó esta mañana en el Puesto de Control ubicado en 25 de Mayo, La Pampa. Allí, agentes de la Barrera Sanitaria del Senasa inspeccionaron la carga de un transporte que se dirigía desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hacia Esquel, en la provincia de Chubut.

La persona que conducía el camión indicó que llevaba productos no perecederos, pero durante la revisión de la mercadería, se detectó el ocultamiento de 146 costillares bovinos que estaban disimulados debajo de un nylon negro y paquetes de yerba. Cabe destacar que en este caso se trata de una infracción cometida por una persona que ya tiene antecedentes al respecto.

Además de no contar con la documentación y las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas, se trata de mercadería que tiene el ingreso prohibido al área libre de fiebre aftosa sin vacunación. Por todo esto se determinó el decomiso y destrucción, dando cumplimiento a la normativa vigente y resguardando la salud de la población.

Donación de papas

Por otra parte, en el mismo puesto pero unas horas antes, durante la inspección de un transporte que se dirigía desde la localidad mendocina de Guaymallén hacia Cinco Saltos, en Río Negro, se rechazó el ingreso a la región de 50 bolsas de papa por inconsistencias en la documentación sanitaria presentada.

En este caso, el transportista optó por la realización un decomiso voluntario de ese producto para poder continuar viaje con el resto de la mercadería. Luego de verificar que los productos decomisados se encontraban aptos para el consumo humano, se coordinó su donación, entregándolos al Municipio de 25 de Mayo para su distribución en instituciones de bien público.

COMENTÁ