Policiales

Caleta Olivia

Propietario de un comercio evitó un robo

El ilícito se protagonizó en un local comercial denominado “Mercadito Liz”, ubicado en la inmediación de la calle Río Paraná del barrio Golfo San Jorge.

  • 03/09/2021 • 07:00
Comisaría Tercera.
Comisaría Tercera.

En horas de la noche del martes, alrededor de las 21:00, se produjo un hecho delictivo en la localidad de Caleta Olivia.

Si bien el suceso ocurrió días atrás, el mismo se dio a conocer durante la mañana de ayer.

El ilícito se protagonizó en un local comercial denominado “Mercadito Liz”, ubicado en la inmediación de la calle Río Paraná del barrio Golfo San Jorge.

En el lugar del percance fue solicitada la presencia del personal de la División Comisaría Tercera.

Cabe aclarar que el aviso a las autoridades fue realizado por los dueños del lugar quienes indicaron que habían sido víctimas de un intento de robo.

Al arribar al sitio anteriormente mencionado, los efectivos de policía constataron la veracidad de los hechos y procedieron a dialogar con las personas para saber qué fue lo que había pasado.

Según información que pudo recabar TiempoSur por medio de las autoridades policíacas, los propietarios se encontraban trabajando.

Asimismo, se pudo saber que en determinado momento ingresó un hombre que sin mediar palabras sacó un cuchillo con el que amenazó a los dueños para que entregaran el dinero.

No obstante, las víctimas se negaron al pedido del delincuente, lo que generó que ingresara su cómplice con un arma de fuego.

Sin embargo, las personas volvieron a dar su negativa de hacer entrega del dinero, lo que derivó en un forcejeo con los malvivientes.

Seguidamente a esto, los ladrones en cuestión se dieron a la fuga de forma inmediata del lugar.

Por otra parte, se pudo saber que el portador del arma realizó un disparo al aire.

Posteriormente a esto, los uniformados solicitaron la presencia del personal de la División Gabinete Criminalístico.

Una vez arribados a las inmediaciones anteriormente mencionadas, las autoridades procedieron a realizar las diligencias de rigor correspondientes al caso.

Dicho procedimiento consistió en la inspección ocular, secuencia fotográfica, toma de huellas y análisis de las cámaras de seguridad.

Por último, la policía comenzó una investigación para dar con los autores del hecho.