Una suboficial involucrada

Pareja se atrincheró en su casa con los dos nenes

Sucedió en la tarde de ayer, en una vivienda de calle Héctor Ciselli al 900. Una mujer se acercó a la casa, donde se encontró a su hijo e hija junto a su pareja, y a los dos nenes, cuando comenzaron a discutir. La mujer, recién llegada, sufrió un corte en la mano y llamó a la policía. La policía y su pareja se encuentran aprehendidos.

Los policías se resguardaron para que la suboficial no los viera. (Foto: C.G.)
Los policías se resguardaron para que la suboficial no los viera. (Foto: C.G.)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cerca de las 16:30 de ayer, el personal del Comando Radioeléctrico fue informado que en una casa de calle Héctor Ciselli al 900 había problemas familiares.

Mientras una comisión de policías se dirigía al lugar, dieron aviso a sus pares de la Comisaría Sexta, por jurisdicción, que también fueron al lugar.

Allí se encontraron con una mujer que estaba en la puerta de la casa y con una herida cortante en una de sus manos, por lo que la llevaron a la dependencia y allí recibió las curaciones del caso.

Según pudo conocer TiempoSur, la mujer habría manifestados que en la casa se encontraba su hijo, su hija que es policía y el yerno, los tres habrían estado ingiriendo bebidas alcohólicas y al acabársele, llamaron a la mujer para que les llevara más.

La mujer fue y le reclamó que estuvieran bebiendo delante de los nenes, por lo que comenzaron a discutir y en un momento dado, los dos hombres comenzaron a pelear, la mujer se metió y terminó con un corte en la mano, por lo que se retiró del domicilio y llamó a la policía.

 

Momentos de tensión

Con el correr del tiempo, una oficial que presta servicio en la Unidad Operativa de Chimen Aike, se presentó en el domicilio, que la mujer, suboficial también presta servicios en la misma, fue quien comenzó a mediar con ella para que saliera con los chicos, que hasta ese momento habían presenciado todo y se encontrarían asustado.

La suboficial no cesaba con su accionar, por lo que se solicitó la presencia del negociador de la División Fuerzas Especiales, que junto a su personal se hizo presente en el domicilio.

El negociador comenzó a dialogar con la mujer, pero su pareja no deja que pudieran dialogar entorpeciendo el trabajo policial.

En un determinado momento de la negociación, el policía a cargo de la misma logró sacar a una nena de unos 9 años, quien fue llevada a un vehículo de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, quienes la contuvieron. 

La nena de unos 9 años, fue la primera en salir de la casa. (Foto: C.G.)

 

Luego de varias horas, se decidió que el ingresó táctico de las Fuerzas Especiales, que lo hicieron por la puerta trasera de la casa, procediendo a la reducción de la pareja de la policía.

En esos momentos la suboficial salió de la casa con el nene en brazos y no quería darle al pequeño de 5 años, hasta que la convencieron y la subieron al patrullero.

De acuerdo a lo que informó el Subdirector de la Regional Sur, Comisario Aguilar, los nenes fueron llevados al Hospital Regional para ser revisados y si habían sufrido algún tipo de heridas.

En cuanto a la policía y su pareja ambos fueron trasladados a la Comisaría Sexta, donde se los identificó y el sujeto ingresó aprehendido por disposición del Juzgado N°3 y esperaban directivas de la sede judicial sobre la suboficial. 

TiempoSur estuvo en el lugar del hecho y dialogó con varios vecinos, quienes manifestaron que las peleas entre la pareja eran habituales y que la mujer una vez habría apuñalado el hombre en el pecho.

La suboficial fue llevada a la Comisaría Sexta. (Foto: C.G.)

 

Sumariaron a la policía

Por su parte, el Comisario Aguilar comentó que hay un sumario de por medio en el Juzgado N°3, por la causa de violencia en calle Ciselli al 900, “donde fuimos alertados por el 101, siendo los primeros interventores, cuando nos interiorizamos de la novedad, había una mujer lesionada, que fue trasladada a la Comisaría Sexta, donde recibió las curaciones del caso”, especificó el Subdirector de la Regional Sur y agregó: “En la intervención policial, se dio una situación de índole familiar, entre dos hombres y una mujer, que es la hija, -suboficial de policía-, de la mujer herida”.

A su vez dijo: “Se comunicaron con la Unidad Operativa de Chimen Aike, donde presta labores, el personal del Comando Radioeléctrico realizó el perímetro de seguridad, la Comisaría Sexta trabajó por jurisdicción, y viendo que la tensión dentro de la casa no cesaba, y que había un arma blanca de por medio, se solicitó la presencia de las Fuerzas Especiales”, explicó y agregó: “Destaco el trabajo de la oficial de Chimen Aike, que fue la medió y hablo con la suboficial para que se calme y que saliera de la casa siempre resguardando la integridad física de las personas”.

Comisario Aguilar (Foto: C.G.)

 

“Luego de tres horas y media logramos sacar a la mujer, con un nene y luego ingresó el personal de las Fuerzas Especiales que redujo a la pareja”, aseguró.

Al ser consultado por lo hombre, comentó que quedó aprehendido y que esperaban directivas de la sede judicial para la suboficial. Luego se le preguntó si había antecedentes de violencia en la pareja, comentó que es materia de investigación.

Por último, explicó que la causa será tramita en la Comisaria de la Mujer y la Familia, y que es una situación especial porque hay personal policial interviniendo.

Para finalizar, Aguilar destacó el trabajo del personal policial, tanto en la coordinación del procedimiento y que nadie resultó herido, solo la mujer que llegó a la casa, que afortunadamente sufrió lesiones leves.  

El Superintendente de Policía de SegurIdad se hizo presente en el lugar. (Foto: C.G.)

COMENTÁ