Puerto San Julián

Niña acosada presentará testimonio

Fue citada junto a su madre el viernes y contará lo sucedido por medio de una Cámara Gesell ante autoridades judiciales.

Niña víctima de acoso, declarará en Cámara Gesell.
Niña víctima de acoso, declarará en Cámara Gesell.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La madre dijo que, si hay celeridad en el tratamiento del caso, ello se debe a la movilización ciudadana en repudio al episodio sufrido por la menor.

Finalmente, la justicia local parece movilizarse en torno al acoso sexual sufrido por una menor a manos de un adulto mayor en plena vía pública.

Celia Pintos, la madre de la menor acosada, fue notificada por la policía para que el día viernes lleve a su hija a la Oficina de Asistencia contra la Violencia de Género y Abuso Sexual de Puerto San Julián a declarar en el marco de una Cámara Gesell.

En este caso, se utilizará para saber cómo se dieron los hechos desde la perspectiva de quien fue la víctima del atroz hecho, perpetrado por una persona que ya tiene antecedentes de acoso sexual y sigue libre.

La madre expresó que el llamado de la Justicia citando a su hija y a ella a declarar es un avance que se dio gracias a la movilización ciudadana en repudio al hecho de violencia sobre la niña.

 

Polémica en torno a posible excarcelación del acosador

Sin embargo, se mostró pesimista y en desacuerdo respecto a las penas que puede dictaminar el poder judicial sobre el hecho, consideradas insuficientes ante un delito y un sujeto que, de seguir en libertad, seguiría siendo una amenaza para la integridad de ella y, sobre todo, su hija.

El abogado Eduardo Díaz Razmilich ya había declarado anteriormente sobre este tema, y dijo que la figura de abuso sexual simple, es decir, abuso sexual no agravado, sin acceso carnal, bajo la cual se acusa al pedófilo, no recibe la pena de cárcel. Y esta variable se potenciaría aún más al tratarse de una persona de 80 años de edad.

El hecho de que el adulto mayor tenga antecedentes de su conducta bestial, deplorable y repudiable en las que efectuó un grave daño físico o psicológico a otras niñas puede suponer un agravante, máxime si en alguno de estos lamentables episodios hubo acceso carnal. Sin embargo, no ha trascendido información respecto a los matices de cada caso que pueda influir sustancialmente en el destino del acosador sexual y pedófilo.

La madre de la niña acosada en cuestión reiteró, con un enojo comprensible, que no le parece algo lógico la posibilidad de que la Justicia terminé limitándose a una nueva orden de restricción. Sí está a favor de, en caso que no lo condenen a prisión, que lo encierren en una institución psiquiátrica o bajo prisión domiciliaria. Cualquier alternativa, a que siga desplazándose con impunidad en las calles de Puerto San Julián en búsqueda de una nueva víctima o una venganza. (Fuente: El Divergente)

COMENTÁ