Inseguridad en Rosario

Mataron de un balazo a una chica que atendía una heladería

La víctima tenía 22 años y estaba trabajando en el local familiar cuando sicarios en moto dispararon y terminaron con su vida. Hasta el momento, no hay personas detenidas.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Una joven de 22 años fue asesinada de un disparo en la cabeza por sicarios que se movilizaban en moto, mientras atendía una heladería en el barrio Empalme Graneros, de la ciudad de Rosario.

El cruento hecho se registró este martes durante el anochecer en Urdirrain al 6.900. La víctima fue identificada como Marta Beatriz Aguirre, y hasta el momento no se habían registrado detenciones por el crimen, cuyos motivos se desconocían.

Dos personas se acercaron en una moto al local que atendía la chica y abrieron fuego contra su fachada, según la información difundida por el diario La Capital de Rosario.

Familiares de la joven escucharon una serie de disparos y pudieron advertir el momento en el que una moto con dos ocupantes se alejaba rápidamente del lugar.

Al ingresar a la heladería, encontraron a la joven gravemente herida de un disparo en la cabeza, por lo que llamaron al teléfono de emergencias 911.

Paramédicos arribaron al lugar en una ambulancia y le realizaron tareas de reanimación, pero finalmente, a los pocos minutos, se produjo el deceso.

"Mi hermana era inocente. No tenía nada que ver con cosas raras. Estaba todo el día en mi casa", dijo la hermana de la joven, y agregó que el hecho ocurrió alrededor de las 19.30 cuando ella estaba mirando televisión y su hermana estaba a cargo de la heladería.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana", de LT8, comentó: "De pronto se escucharon los tiros que me dejaron sorda. Me tiré al piso y cuando me levanté vi a mi hermana que se caía al piso toda llena de sangre. Entonces salí a la calle a pedir ayuda".

Y agregó: "No es la primera vez que ocurre algo así, hace unos días pasaron por la esquina disparando. Pero mi hermana era inocente. No andaba en cosas raras y estaba todo el día en mi casa. Me cuidaba a mí y de paso atendía la heladería porque yo con las cosas de la escuela no podía".

En el caso tomó intervención la fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Marisol Fabbro.

Temas
COMENTÁ