Detuvieron a la ex pareja

La policía investiga presunto femicidio

El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la inmediación de Arturo Illia. El cuerpo de la joven fue trasladado hasta la morgue judicial para la correspondiente autopsia.  

Casa donde fue encontrada la joven .
Casa donde fue encontrada la joven .
COMPARTÍ ESTA NOTA

Este viernes, durante el transcurso de la noche alrededor de las 23:50, se produjo un hecho policial en la Ciudad de Río Gallegos.

El mismo se protagonizó en una vivienda ubicada en la inmediación de la calle Arturo Illia.

En el lugar del percance fue solicitada la presencia del personal policial de la División Comisaría Quinta.

Cabe aclarar que el aviso a las autoridades fue realizado por una mujer quien indicó que su hermana de aproximadamente 36 años se encontraba aprisionada en su vehículo marca Renault Clío.

Al arribar al sitio anteriormente mencionado, los efectivos de la policía constataron la veracidad de los hechos y procedieron a dialogar con la joven para saber qué fue lo que había pasado.

Según información que pudo recabar TiempoSur por medio de las autoridades policíacas, al llegar observaron a la muchacha en el sector del acompañante del rodado.

Inmediatamente, los numerarios solicitaron la presencia del personal de emergencias UDEM.

Una vez arribados a las inmediaciones anteriormente mencionadas, los profesionales médicos en conjunto con la policía procedieron a extraer a la mujer del interior del vehículo y entablillarla.

Seguidamente a esto, los uniformados constataron que la joven presentaba manchas rojizas en el rostro y sector de la cabeza.

Posteriormente, la mujer fue trasladada hasta el Hospital Regional de Río Gallegos.

Lamentablemente, en el trayecto al nosocomio local, la doctora a cargo del móvil, confirmó el deceso de Gisel Pinilla a pesar de las maniobras de reanimación.

Mientras tanto al lugar del percance se acercó el personal de la División Gabinete Criminalístico quienes se encargaron de realizar las diligencias de rigor correspondientes al caso.

Dicho procedimiento consistió en la inspección ocular, secuencia fotográfica y toma de huellas.

Por otra parte, los efectivos de policía tomaron testimonios de los vecinos quienes aportaron datos sobre una ex pareja de la muchacha domiciliado en el barrio 400.

También se pudo saber que este individuo presentaba antecedentes de violencia de género.

En cuanto a la casa, se encontraba cerrada por lo que los uniformados procedieron a la apertura de la misma junto con testigos y la hermana, donde se incautaron prendas de vestir con manchas rojizas.

El Servicio Especial de Investigaciones de la División Comisaría Quinta continuó paralelamente trabajando en la investigación.

Las averiguaciones permitieron localizar una vivienda en las inmediaciones del barrio 400, más precisamente en el monoblock 46, donde viviría la ex pareja de la chica.

Aproximadamente a las 03:00 de ayer de acuerdo con una orden de registro dispuesta por el Juzgado de Instrucción Nº2 de Río Gallegos, las autoridades llevaron adelante el allanamiento en dicha vivienda.

Al ingresar al domicilio los numerarios se encontraron con un hombre de aproximadamente 36 años de edad el cual se encontraba durmiendo en su habitación.

Frente a ello, la División Criminalística llevó adelante la inspección ocular, secuencia fotográfica y toma de huellas.

Finalizada la labor, la policía procedió al secuestro de prendas de vestir con manchas rojizas, como así también manchas del mismo estilo en el sector de la puerta de ingreso, entre otros elementos de interés para la causa.

El hombre en cuestión fue aprehendido y trasladado hasta la dependencia anteriormente mencionada donde continuará hasta prestar indagatoria.

Por último, gracias a la información brindada a este medio se supo que el cuerpo de la joven fue trasladado hasta la morgue judicial a la espera de la correspondiente autopsia, previo hisopado de COVID-19.

 

Entrevista exclusiva

Ayer, TiempoSur dialogó con Pamela, vecina de Gisel Pinilla, la joven que fue encontrada dentro de un vehículo agonizando.

La joven en cuestión vive a metros de la vivienda de Gisel, en un almacén atendido por su familia.

Asimismo, Pamela precisó que en horas del mediodía prestó indagatoria en la División Comisaría Quinta.

Al ser consultada sobre su relación con ella, Pamela respondió: “La veía prácticamente todos los días y la conocía desde hace casi 20 años”.

Seguidamente a esto, la joven precisó que el jueves por la tarde fue la última vez que habló con ella y agregó: “No vi nada que me llamara la atención”.

Y continuó: “Ella me preguntó si tenía canal, porque no tenía, y cómo estaba. Todo el tiempo me llamaba y la atendía cuando podía”.

Y prosiguió: “Me preguntaba si estaba abierto el kiosco porque ella no salía mucho, por tener hemorragia nasal”.

Por otra parte, Pamela aseveró: “Vivía constantemente en una relación violenta y muy enferma. Tratamos de ayudarla, no se pudo y lamentablemente terminó así”.

La Justicia le pidió a Pamela las filmaciones de las cámaras de seguridad del almacén, las cuales ya fueron entregadas.

Según contó la vecina, Gisel la llamaba angustiada, porque peleaba con su pareja y “me contaba que él le había pegado”.

“Ella iba golpeada al almacén y ya en un momento no le decíamos nada. Entraba amenazada a pedir fiado y cuando le decíamos que no podíamos, ella salía afligida porque él la esperaba afuera”, sostuvo Pamela.

Por último, al preguntarle sobre hace cuánto que vivía esa situación Gisel, Pamela manifestó: “Gisel era una persona normal, una chica hermosa. Esto comenzó hace un par de años cuando falleció la mamá. Allí empezó su situación con la depresión y luego empeoró al conocer a esta persona”.

COMENTÁ