El causante quedó a disposición de la justicia

La policía incautó dos toneladas de cables robados tras allanamiento

El procedimiento se llevó a cabo en una vivienda ubicada en la calle Río Turbio de la localidad de Las Heras. Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal de la División Comisaría Segunda y División de Investigaciones.

Casa allanada
Casa allanada
COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante el transcurso de la tarde del miércoles alrededor de las 19:30 horas se llevó a cabo un allanamiento en la localidad de Las Heras.

Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal de la División Comisaría Segunda y División de Investigaciones.

TiempoSur pudo saber que el procedimiento se realizó en el marco de un hecho de robo perpetrado días atrás en las inmediaciones del Yacimiento Petrolífero.

Ante esto, los oficiales de policía, comenzaron una rápida investigación que le permitió lograr localizar la vivienda del presunto autor del hecho.

Seguidamente a esto y con las averiguaciones pertinentes los uniformados solicitaron la correspondiente orden de allanamiento al Juzgado de Instrucción Número 1 a cargo del Juez Eduardo Quelín.

Una vez obtenida la manda judicial las autoridades policíacas se trasladaron hasta la vivienda ubicada en la inmediación de la calle Río Turbio.

Posteriormente a esto los efectivos de policía se encargaron de efectivizar el operativo.

Dicho procedimiento consistió en la inspección ocular, secuencia fotográfica y toma de huellas.

Finalizada la labor la policía procedió al secuestro de aproximadamente 2 toneladas de cable de cobre y aluminio.

No obstante, los oficiales de policía, constataron que el valor incautado es de dos millones y medio de pesos.

Por otra parte, el propietario del inmueble fue aprehendido y trasladado hasta la dependencia anteriormente mencionada.

Por último, gracias a la información brindada a este medio se supo que una vez cumplidos los plazos legales estipulados de seis horas, recuperó su libertad, no sin antes fijar domicilio a disposición de la justicia.

COMENTÁ