Judiciales

Homicidio con alevosía y criminis causa: Pablo Navarro fue declarado autor del crimen

Pablo Gabriel Navarro fue declarado autor penalmente responsable del crimen de Maximiliano Méndez, ocurrido el 20 de diciembre de 2019 en la intersección de Sarmiento y Chacabuco. Los jueces Jorge Criado, José Luis Ennis y Jorge Novarino encontraron debidamente probado todo el accionar desplegado por el acusado, el cual concluyó con el crimen de la víctima mientras dormía en su auto y el robo del rodado.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El fiscal Ezequiel Forti se refirió al hecho como un crimen brutal, macabro y a la postre mortal. El aprovechamiento del estado de inconciencia de Méndez, el ataque por la espalda, la cantidad de puñaladas, todas ellas con entidad para producir la muerte,  y la motivación para el asesinato (el robo del auto), colocan al hecho entre los más graves previstos por el Código Penal.

El defensor público, Marcos Ponce había requerido al tribunal la libre absolución de su defendido, aduciendo que no se había logrado probar debidamente que fuera él el autor.

 

El tribunal no tuvo dudas sobre la autoría. Al oralizar los fundamentos del veredicto, Criado sostuvo que resultó fundamental el registro de las cámaras de seguridad para corroborar toda la secuencia del accionar de Navarro y para reconocerlo en esas filmaciones. Se añadió a esto la contundencia de la prueba científica delatando presencia de su ADN en el volante. Los jueces consideraron que la secuencia de los hechos aportada por la Fiscalía, es clara, dividida en dos secciones, la tentativa de robo de una camioneta y hurto de objetos de su interior, y el posterior crimen de Méndez y el robo de su coche. Las calificaciones legales ofrecidas por el fiscal fueron admitidas por el Tribunal. “Hubo dos objetivos centrales para todo el accionar, los dos vehículos, por eso entendemos que es un homicidio criminis causa, más allá de la queja que ha formulado el defensor”, sostuvo Criado. Ambas agravantes del homicidio están verificadas.

La gravedad de las lesiones y su entidad para causar la muerte, la falta de heridas defensivas, la evidencia de que la víctima estaba durmiendo, “no tuvo ninguna posibilidad de defenderse en la posición en la que fue sorprendido para darle muerte”. Luego de esto Navarro sacó a Méndez del auto, se subió, arrancó el vehículo y salió pisando al menos una de las piernas de la víctima.

El 30 de junio será el juicio por la determinación de la pena.

COMENTÁ