Río Gallegos

Fiesta clandestina en el San Benito terminó con dos heridos

El hecho ocurrió en una vivienda. Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal de la Séptima, ambulancia y Criminalística.

Motocicleta con manchas de sangre.
Motocicleta con manchas de sangre.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer, durante el transcurso de la madrugada se produjo una detención en la ciudad de Río Gallegos.

Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal policial de la División Comisaría Séptima.

Según información que pudo recabar TiempoSur por medio de las autoridades policíacas manifestaron que un joven de aproximadamente de 17 años se acercó hasta la Comisaría para radicar una denuncia.

Asimismo, se pudo saber que este individuo presentaba una herida cortante en la palma de la mano derecha.

No obstante, el joven precisó que momentos antes se encontraba en la casa de un amigo menor de edad, donde otro hombre lo había herido con un cuchillo.

Seguidamente a esto el muchacho en cuestión indicó que luego del ataque se dio a la fuga a bordo de una motocicleta de color azul marca Brava.

Inmediatamente los uniformados comenzaron un rastrillaje por la zona para dar con el paradero del autor del hecho.

Por otra parte, se pudo saber que el procedimiento contó con la participación de la División de Canes.

Transcurridos varios minutos de la misma los efectivos de policía lograron visualizar al presunto autor en la intersección de la calle 34 bis, frente al centro de salud número nueve.

Ante esto, los oficiales de policía procedieron a identificarlo y se percataron que se encontraba empujando el rodado y además tenía una lesión cortante en la mano derecha.

Continuamente a esto las autoridades le consultaron por lo sucedido donde expresó que estaba llevando a su novia a una vivienda ubicada en el Barrio San Benito.

Al llegar observó que se estaba realizando una fiesta clandestina organizada por el hermano menor.

El sujeto al adentrarse al inmueble junto a su pareja con la intención de sacar a los ocupantes fue agredido por los mismos lo que generó la herida en su mano.

También precisó que estas personas intentaron sustraerle la motocicleta pero afortunadamente logró zafar de la situación.

Ante esto, los efectivos de policía dialogaron con la pareja la cual corroboró lo manifestado anteriormente, constatando un desorden generalizado tanto en el interior como en el exterior de la finca, como así también daños y manchas rojizas dispersadas por todo el lugar.

Es por ello que los uniformados solicitaron la presencia del personal de la División Gabinete Criminalístico.

Una vez arribados a las inmediaciones anteriormente mencionadas, las autoridades procedieron a realizar las diligencias de rigor correspondientes.

Dicho procedimiento consistió en la inspección ocular, secuencia fotográfica y toma de huellas, donde se levantaron un total de 13 hisopos estériles con manchas rojizas.

Finalizada la labor se hizo presente un móvil sanitario, quien efectuó el traslado del menor junto a su progenitor y al presunto autor hacia el Hospital Regional de Río Gallegos.

En la guardia fueron sometidos a varios estudios y por lo que se pudo saber, ambas personas sufrieron heridas leves.

De la situación tomó conocimiento de los pormenores el señor juez Fernando Zanetta, quien conforme a directivas transmitidas por la Secretaría de turno, doctora Lafragette, determinó que el menor establezca domicilio junto a su progenitor y se proceda a realizar causa federal por incumplimiento al DNU Número 235/21, emitido por el Poder Ejecutivo Nacional.

Por último, el presunto autor de las lesiones al menor, registraba medida cautelar vigente de averiguación de paradero procedente de citada sede judicial, por lo que fijó domicilio.

COMENTÁ